Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El robo de coches, la droga y los delitos sexuales elevan casi un 20% la criminalidad

Los casos relacionados con la violencia sexual se duplican en la capital de la Costera y aumentan un 58 % en la de la Vall

Participantes en na reciente formación para policías locales en l’Alcúdia de Crespins. | LEVANTE-EMV

El confinamiento y las restricciones a los movimientos naturales de la población decretados en 2020 por el estado de alarma para frenar el imparable avance del covid en territorio nacional ocasionaron —entre otras consecuencias— una disminución histórica del número de delitos perpetrados en España. Los cuerpos de seguridad redoblaron esfuerzos y el incremento de la vigilancia para contener los contactos sociales dibujo un escenario de mínimos.

Un año después, sin embargo, la dinámica dio un vuelco. Así lo confirma un reciente balance publicado por el Ministerio del Interior sobre las infracciones penales registradas en nuestro país. Los técnicos compilan los datos de las poblaciones de más de 20.000 habitantes, lo que permite analizar la evolución en Xàtiva y Ontinyent.

En ambos casos se registra un alza en el número de infracciones penales si se compara el acumulado entre enero y diciembre de los ejercicios 2020 y 2021. Así, en la capital de la Costera se pasa de un global de 894 delitos cometidos en 2020 a los 1.074 registrados al cierre del año pasado, lo que se traduce en un crecimiento porcentual del 20,1 %.

Por lo que respecta a la capital de la Vall d’Albaida, hace dos años se contabilizaron un total de 674 infracciones penales, por 794 durante el 2021. En este caso concreto, la variación es del 17,8 % en un plazo de doce meses.

Las sustracciones de vehículos, el tráfico de drogas y los delitos sexuales son tres de los apartados en los que se apoya el incremento de la criminalidad. En el caso setabense destaca el hecho de que los casos relacionados con el robo de vehículos se hayan triplicado en un año, pasando de los ocho episodios enumerados en 2020 a los 27 del ejercicio 2021. Los delitos contra la libertad e indemnidad sexual se doblan, pasando de los ocho incidentes registrados en 2020 a16 de 2021. Por lo que se refiere el tráfico de drogas, se contabilizaron cuatro infracciones en 2020 y diez durante el año pasado. También crecen los hurtos, siendo el tipo de infracción más común. De los 192 identificados en 2020 se pasa a un global de 261 en 2021. Se incrementan los delitos de lesiones y riña tumultuaria —de nueve a trece incidentes— y los robos con fuerza, que pasan de 63 infracciones en 2020 a 79 en 2021. A su vez, los robos con violencia e intimidación se mantienen, con once casos en cada uno de los dos años. Por último, en Xàtiva también se lamentó un delito de homicidio doloso y asesinato en grado de tentativa.

Menos robos en Ontinyent

El análisis de los datos arroja conclusiones similares en Ontinyent. Así, en 2020 se detectaron 674 infracciones penales en la capital de la Vall d’Albaida, por 794 durante el año pasado, lo que equivale a un aumento del 17,8 %. En este caso destaca el descenso —del 2,7%— en el numero de robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones.

A su vez, en Ontinyent también aumentan los delitos con la libertad e indemnidad sexual —de 7 a once infracciones— y las causas relacionadas con el tráfico de drogas, que pasan de cuatro a seis episodios. Los delitos de lesiones y riña tumultuaria también crecen —siete en 2020 y nueve en 2021— y los hurtos vuelven a ser las infracciones más numerosas, con 77 hace dos años y 109 en 2021. A nivel nacional el incremento fue del 10,9 %, por lo que tanto Xàtiva como Ontinyent superan ese dígito. Desde Interior apuntan que «ese diferencial está ligado a las condiciones especiales ocasionadas por la pandemia generada por la Covid-19, que propició en 2020 un acusado descenso de la criminalidad».

Policías locales de nueve pueblos aprenden el uso del bastón extensible

L’Alcúdia de Crespins acogió la semana pasado una jornada formativa sobre el uso del bastón extensible para policías locales. El curso se integra dentro de un plan de formación continua dirigido a agentes locales de diferentes poblaciones. Junto a profesionales de L’Alcúdia de Crespins, también participaron efectivos de Alginet, Alzira, Aielo de Malferit, Carcaixent, Canals, Genovés, Bétera y Utiel. La jornada contó con una programación teórica, en la que se expuso el encuadre legislativo del bastón extensible dentro del reglamento oficial de armas, así como los diferentes modelos que se comercializan.

Después, se llevó a cabo en el Pabellón del Polideportivo Municipal una sesión práctica, en la que los agentes aprendieron técnicas básicas del uso del bastón, «pudiendo constatar la necesidad de mantener una distancia mínima de seguridad en todo momento».

Compartir el artículo

stats