Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las tentativas de suicidio crecen un 77 % en Ontinyent y obligan a reforzar la vigilancia

Los datos manejados por la Policía Local dibujan una tendencia especialmente al alza entre adolescentes y jóvenes - El consistorio pone en marcha grupos de ayuda mutua abiertos a toda la población y destina más recursos a la prevención

La mesa de coordinación del plan de prevención de suicidios en Ontinyent, reunida esta semana. | LEVANTE-EMV

Es la gran amenaza silenciosa que se esconde detrás de la pandemia. Las últimas cifras de las que dispone el Ayuntamiento de Ontinyent dibujan una realidad muy preocupante que ha encendido todas las alarmas en el municipio, y eso que solo muestran la punta del iceberg del problema, puesto que se circunscriben a los avisos e intervenciones que constan en la base de datos de la Policía Local. El registro municipal contabilizó a lo largo de 2021 un total de 46 intentos de suicidio, prácticamente tantos como si se sumaran todos los casos de 2019 y 2020 juntos.

El indicador ha experimentado un incremento del 77 % respecto a la cantidad de tentativas anotadas en los recuentos anuales inmediatamente previos. Una subida que se concentra especialmente en los tramos jóvenes de edad, puesto que un 26 % de los incidentes del año pasado estaban relacionados con adolescentes y adultos de 11 a 30 años, mientras que el 36 % se produjeron entre personas de 31 a 50 años.

La llegada de la crisis sanitaria supuso un punto de inflexión en la tendencia de casos a la baja que se experimentaba en los años precedentes: en 2017 se tuvo constancia de 34 intentos de suicidio por los 28 de 2018 y los 26 de 2019 y 2020. De ahí la inquietud por el notable repunte detectado en 2021, cuya magnitud real todavía sería mayor puesto que a las intervenciones en las que ha tomado parte la Policía Local hay que sumar las desplegadas por la Policía Nacional, la Guardia Civil y los servicios sanitarios.

En cualquier caso, la fría estadística que arrojan los datos conocidos es lo suficientemente diáfana como para que el consistorio de Ontinyent haya decidido reforzar de manera urgente el plan municipal de prevención de suicidios activado a principios de 2020, cuya mesa de coordinación se reunió este martes para evaluar la situación.

La principal novedad que se va a poner en marcha este año es la creación de grupos de ayuda mutua abiertos a toda la población, que se reunirían con la mediación de un psicólogo clínico y una trabajadora social. Hasta ahora solo operaban grupos orientados a usuarios con enfermedades mentales, en colaboración con Adiem. Para Paula Soler, regidora coordinadora del área, se trata de dar respuesta «a una demanda de la población» para brindar todo el apoyo posible a familiares y a las personas más próximas que han sufrido un suicidio o una tentativa en su entorno.

Prevención e intervención

Soler recalca que el pionero programa antisuicidios activado en Ontinyent tiene dos vertientes. «Por un lado está la prevención, con las charlas en institutos que este año también se extenderán al conjunto de la gente mayor y a las mujeres; y otra labor es la intervención, cuando las familias ya han sufrido un suicidio o una tentativa», ahonda la concejal, que hace hincapié en los esfuerzos para formar a los agentes que actúan en estos procesos.

Las cifras manejadas por la Policía Local constatan al menos cuatro suicidios consumados en Ontinyent en 2021 (tres hombres y una mujer), un recuento incompleto que, aún así, refleja cómo este tipo de muertes se han multiplicado exponencialmente respecto a 2020 (cuando se registraron dos suicidios) y a 2019 (cuando la base de datos municipal solo tuvo constancia de uno). Soler pone el foco en el incremento de las tentativas sobre todo entre adolescentes y menores, un colectivo «desprotegido» que ha de desplazarse a la unidad de salud mental infantil de Xàtiva. En 2021 los casos se multiplicaron por dos en la franja entre los 11 y los 30 años (de 6 a 12), pero también entre los adultos de 31 y 50 años (de 9 a 18), mientras que se redujeron entre los que tienen 51 y 70 (de 11 a 9). Por eso la regidora subraya la importancia de la campaña de prevención a la que se le está dando continuidad este año.

Una realidad que golpea más a las mujeres que a los hombres

De los 46 casos de intentos de suicidio contabilizados por la Policía Local de Ontinyent en 2021, 25 afectaban a mujeres y 21 a hombres. En 2020, un año antes, se registraron 16 tentativas entre las primeras y 10 entre los segundos, según el recuento municipal, que ofrece una visión parcial porque no incluye los avisos e intervenciones de otros cuerpos de seguridad y medios sanitarios. La mayor parte de los intentos de suicidio del año pasado se produjeron en la franja de edad que oscila entre los 31 y los 50 años (17), mientras que 12 de ellos se detectaron en adolescentes y jóvenes de 11 a 30 años. Otros 9 incidentes se relacionaron con personas que residen en Ontinyent de entre 51 y 70 años, mientras que los restantes 3 casos corresponden a mayores de 70 años. En cuanto a los 4 suicidios consumados de los que tiene constancia la Policía Local en 2021, tres eran hombres y una mujer.

Compartir el artículo

stats