Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Olímpic consuma el descenso a Preferente tras la derrota en el Nuevo Castalia

Los de Xàtiva pierden por la mínima, 1-0, ante el Castellón B en el partido decisivo por la permanencia

El Olímpic lucha por el balón en un partido de esta temporada

El Olímpic consuma el descenso a Preferente. El equipo de Xàtiva perdió anteayer domingo en el partido decisivo por la permanencia ante el Castellón B, un rival directo que también se jugaba seguir la próxima temporada en Tercera RFEF y que lo consiguió con su victoria por la mínima, y con esta derrota los de Xàtiva dejan también la quinta categoría del fútbol nacional. Un gol de los castellonenses en los últimos minutos del partido privaba a los de Xàtiva del sueño de la permanencia, al filo del cual han estado las últimas jornadas tras una racha de malos resultados.

En el minuto 85 del partido en el Nuevo Castalia, el Castellón B marcaba el 1-0 y enviaba al Olímpic a Preferente. No hubo tiempo de empatar y la derrota suponía la pérdida de la categoría, cuando aún resta una jornada en la Tercera RFEF. El partido contra el Orihuela del próximo domingo en la Murta (18h.) ya no podrá revertir la situación. El entrenador del Olímpic, Berna Ballester, fue claro tras el partido y afirmaba que “vino marcado por la tensión por lo que nos jugábamos”. El técnico explicó que pese a los cambios que hizo el Castellón B respecto a otros partidos, en la primera parte contaron con varias ocasiones claras, sobre todo una de Raúl Sanchis (minuto 10) que pudo cambiar el desenlace de partido, y el conjunto setabense trabajó bien defensivamente. Pero en la segunda parte, “cambió el panorama, concedimos pronto una buena ocasión al rival y empezamos a perder confianza y a ceder ocasiones, y a meternos muy atrás. Empezamos a sufrir y encajamos el gol, cuando al menos teníamos el empate que nos permitía intentarlo en la última jornada. Supuso un mazazo muy grande porque no nos dejó tiempo de reacción. Ha sido el reflejo que la temporada, no hemos estado a la altura”, reconocía el entrenador.

En esta ocasión sí que se desplazaron aficionados a Castalia. El club de Xàtiva facilitó un autobús, y el entrenador quiso agradecer este esfuerzo, “que no pudimos al menos recompensarles con llegar vivos a la última jornada”. “Lo hemos intentado, queríamos salvarlo como fuera, no hemos podido y primero hay que pedir disculpas a la afición y después agradecerles el esfuerzo hecho”, declaró.

No se rompió la estadística en Castellón y el Olímpic volvió a perder como visitante. Los resultados en la Murta mantuvieron al equipo muy cerca de los puestos de promoción en la primera vuelta, pero al empeorar éstos llegó la debacle y se está firmando una segunda vuelta pésima. Los fichajes llegados no han mejorado el rendimiento del equipo, y al final, como ha reconocido el entrenador, la presión por la necesidad de puntuar ha sido perjudicial.

La derrota supone perder, por segundo año consecutivo, una categoría. La pasada temporada, tras la reestructuración de las ligas, el Olímpic pasó de jugar en la cuarta categoría nacional a la quinta, y ahora jugará la próxima temporada en la sexta, y lejos de los objetivo marcados por la gestora del club cuando accedió a él. El descenso supone tener muchas más dudas sobre el futuro de club que, en los últimos años, no ha conseguido éxito deportivo alguno y que va perdiendo de manera significativa, apoyo social. El futuro de la entidad es, al menos, incierto.

Compartir el artículo

stats