La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Xátiva ha dictado un auto de procedimiento abreviado, previo a la apertura de juicio oral, contra el alcalde de la Font de la Figuera, Vicent Muñoz Jordà; la ex teniente de alcalde de Ciudadanos, Purificación Lluch Sanz actualmente en la oposición, el interventor y la arquitecta municipal por un presunto delito de prevaricación en la compra de un solar en esta localidad de la Costera para albergar un centro de día.

La causa llegó a archivarse por el Juzgado de Instrucción 3 de Xàtiva el 7 de diciembre de 2021, pero un recurso del Partido Popular, propició que la sección tercera de la Audiencia de València anulara el auto de sobreseimiento provisional "por falta de motivación" y que la causa volviera al juzgado de instrucción. Tras dictar el auto de procedimiento abreviado, la jueza de Xàtiva da un plazo de diez días a las acusaciones y las defensas para que soliciten la apertura del juicio oral -mediante escrito de acusación-, el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.

El origen del caso se encuentra en el recurso contencioso-administrativo que presentó la portavoz del PP en el Ayuntamiento de la Font de la Figuera, María José Penadés Ballester, contra la compra directa por el Ayuntamiento de la Font de la Figuera de un solar para construir el centro de día del municipio. El Juzgado de lo contencioso-administrativo número 6 de València declaró nula la decisión de la junta de gobierno local de la Font de la Figuera de la compra del bien inmueble mediante adjudicación directa, además de condenar a costas al consistorio fontí. El magistrado que dictó sentencia consideró probado que «el Ayuntamiento de la Font de la Figuera optó, sin acreditar la existencia de causa de urgencia alguna para ello, ni motivarla suficientemente, por restringir la competencia y optar por el régimen de adquisición directa de un bien inmueble, abonando un precio notoriamente superior al fijado como el de valor real del inmueble». Inicialmente el precio del solar se fijó en 69.694,40 euros aunque se acabó pagando 75.000 euros. Los propietarios del solar que adquirió el Ayuntamiento de la Font de la Figuera son suegros del concejal del PSPV, Mariano Ferriz Sanjuan, y "vecinos de escalera" del alcalde.

La titular del Juzgado de Instrucción 3 de Xàtiva considera que el alcalde de la Font de la Figuera "tramitó un expediente sin base legal, carente de justificación, acudiendo a un procedimiento que excluía la participación de otros propietarios de solares". Una actuación en la que contó, según el auto, "con la colaboración de la arquitecta municipal quien procedió, con anterioridad a la incoación del pertinente expediente administrativo, a la elaboración de un informe ad hoc para justificar, al margen de la legalidad, la bondad y necesidad de adquirir dicho inmueble con exclusión de todos los demás habidos en la municipalidad, obviando todo estudio comparativo de los restantes inmuebles que podrían haber sido objeto de adquisición para la prestación del servicio público pretendido. Todo ello con la finalidad de adquirir tal solar a los vecinos del alcalde y suegros del segundo Teniente-Alcalde".

Del interventor de la Font de la Figuera, la magistrada considera que "acordó la adquisición del inmueble por el procedimiento de adjudicación directa, a sabiendas de que no se cumplían los requisitos legalmente establecidos para secundar dicho cauce procedimental excepcional y restrictivo". También dictó la resolución que fijó el importe del solar en 75.000 euros, "en base una supuesta valoración realizada por los servicios técnicos que, de facto, no se había llevado a cabo al nada constar en el expediente administrativo al respecto, y sin que se hubiera secundado el oportuno trámite para la fijación del precio de la adquisición", según refleja el auto de apertura de procedimiento abreviado.

Sobre la ex teniente de alcalde tránsfuga de Ciudadanos, Purificación Lluch Sanz, la magistrada destaca que "procedió a votar favorablemente al expediente [de compra del solar] a sabiendas de sus irregularidades, ante la imposibilidad de intervenir del concejal Mariano Ferriz, yerno de los vendedores del inmueble, circunstancia esta que permitió la adquisición de quorum en la Junta de Gobierno para la adopción de las decisiones que obran en el expediente administrativo y que carecían del debido soporte legal".

La titular del Juzgado de Instrucción 3 de Xàtiva considera que estos hechos podrían constituir un presunto delito de prevaricación, por lo que insta a continuar las diligencias previas como procedimiento abreviado contra el alcalde de la Font de la Figuera, la exteniente de alcalde y el interventor y la arquitecta municipal.