Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndic insta a Xàtiva a actuar en una antigua fábrica convertida en vertedero

El defensor del pueblo pide retirar los escombros y ejecutar el derribo tras seis años de incumplimientos de la industria, hoy en concurso de acreedores

Escombros y vertidos amontonados en la parcela de la antigua fábrica de cerámicas. | PERALES IBORRA

El Síndic de Greuges ha instado al Ayuntamiento de Xàtiva a actuar de manera subsidiara para retirar la acumulación incontrolada de residuos en la antigua fábrica de Cerámicas Chisvert, situada en el polígono industrial de la carretera a Llocnou d’en Fenollet, un recinto fabril abandonado desde hace años cuya empresa propietaria se encuentra en proceso concursal. El consistorio instó hace seis años a la mercantil a actuar en la parcela, pero ésta no ha atendido las peticiones y las condiciones de insalubridad han ido en aumento.

La petición del Síndic, Ángel Luna, viene motivada por la queja presentada por un vecino, que expuso la situación de insalubridad en la que se encuentra la edificación, en estado de ruina, sin cubiertas ni paredes en los almacenes que componían la fábrica, que está llena de residuos, escombros y vertidos. También se acumulan restos de láminas de fibrocemento, que la normativa actual obliga a retirar, ante los riesgos contaminantes de este tipo de residuos con amianto. El vecino pidió al consistorio que actuara para retirar estos residuos, pero no obtuvo respuesta de la administración local, por lo que dirigió su queja al Síndic. Ángel Luna solicitó al ayuntamiento un informe sobre las respuesta dada al ciudadano, así como sobre las medidas adoptadas para constatar el estado de la parcela y las medidas tomadas para garantizar la conservación, limpieza y seguridad de las instalaciones.

Desde el ayuntamiento justificaron la demora por la situación legal de la mercantil propietaria, remarcando que no se había respondido al ciudadano promotor de la queja «debido al estado del expediente» y a que la actuación solicitada por el vecino depende «de una circunstancia totalmente ajena a esta administración, como es la transmisión del bien mediante proceso de subasta judicial». La parcela está en proceso de subasta por la situación concursal de la mercantil propietaria, incidía el consistorio en el informe. Además, recalcaban que en 2016 ya se instó a la empresa a llevar a cabo los trabajos necesarios para demoler los elementos que quedaban en pie, a retirar los escombros existentes y limpiar la parcela. Un requerimiento que la empresa no ha ejecutado, por lo que el Síndic apunta que ante ese incumplimiento la administración puede adoptar medidas, como la actuación subsidiaria o la imposición de multas.

Elevado coste de la actuación

El concejal de Urbanisme, Ignacio Reig, reiteraba ayer la responsabilidad de la mercantil propietaria de los terrenos y afirmaba que «el asunto sigue atascado desde hace años, ya que la empresa está en liquidación». Reig puso de manifiesto el coste que supondría la actuación para las arcas municipales, de unos 500.000 euros, y expresó que «es una cuantía muy elevada que tendría que correr a cargo de todos, cuando la responsable es una empresa privada a la que se le ha requerido en diversas ocasiones que tome medidas». El regidor manifestaba que desde el consistorio «volveremos a revisar el expediente para incrementar la presión sobre la mercantil responsable para que actúe», concluyó.

Compartir el artículo

stats