Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Vall d’Albaida logra una histórica representación en el Consell

Rebeca Torró se une a Gabriela Bravo en el gobierno autonómico con el compromiso de dar un impulso al reivindicado desdoble de la CV-60 - La Costera recupera peso con Angulo como diputada

La consellera de Ontinyent Rebeca Torró y Gabriela Bravo, oriunda del Ràfol de Salem. F.BUSTAMANTE/M.Á.MONTESINOS

La remodelación impulsada este fin de semana por el president Ximo Puig ha elevado a una dimensión histórica el peso político de la Vall d’Albaida en el gobierno valenciano. Nunca antes esta comarca había contado con dos representantes en el pleno del Consell. La designación de la ontinyentina Rebeca Torró como nueva consellera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha sido recibida con optimismo en un territorio históricamente lastrado por la falta de inversiones en infraestructuras y con muchas reivindicaciones en estas áreas.

Torró comparte ejecutivo con la también valldalbaina consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, nacida en Ràfol de Salem y una de las integrantes más longevas del Botànic, que en 2015 se convirtió en la primera representante de la comarca en formar parte del Consell y que se ha «salvado» del baile de sillas desplegado para oxigenar el Botànic en la recta final de la legislatura.

La exregidora de Ontinyent, que hasta ahora formaba parte del segundo escalón del Consell como secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Consumo, tiene la oportunidad -desde sus competencias- de avanzar en la materialización de una obra clave largamente demandada en la Vall d’Albaida: el desdoble del tramo de la carretera CV-60 pendiente de transformar en autovía entre l’Olleria y Terrateig.

El secretario comarcal del PSPV, Fede Vidal, pone precisamente el foco en esta infraestructura y en el compromiso de la consellera y confía en que su materialización pueda acelerarse lo máximo posible. En el mismo sentido se pronuncia Vidal respecto a la mejora y el mantenimiento del tren Xàtiva-Alcoi, otro asunto prioritario en el que, aunque sea competencia de Adif, la sensibilidad de la titular valenciana de Movilidad puede ser vital en las negociaciones. Para el líder de los socialistas de la Vall d’Albaida, el nombramiento de Torró supone «un impulso muy relevante para el territorio y representa «un acontecimiento importantísimo en una comarca que ha sufrido históricamente en materia de infraestructuras», por una carencia de inversiones que remonta a los tiempos del PP.

El proyecto de desdoble de la CV-60 está en fase de diseño, con vistas a que el año que viene pueda recibir un empujón más decisivo del ejecutivo valenciano. Otras reivindicaciones de los empresarios del territorio que dependendenPolítica Territorial son la adecuación de la Ronda Sur de Ontinyent para atender el tráfico que generará la puesta en marcha del nuevo hospital o la mejora del transporte público para facilitar el acceso del alumnado a los nuevos ciclos formativos instaurados en los institutos de la Vall d’Albaida, dadas las actuales dificultades de movilidad entre comarcas.

Tanto Torró como Bravo forman parte de la cuota en el Consell del PSPV, que con el ascenso de la primera también sale reforzado a nivel comarcal después del daño que sufrió la organización tras perder Ontinyent en las últimas elecciones municipales como consecuencia de la traumática ruptura con Jorge Rodríguez y su marcha a un proyecto independiente, a raíz de la Operación Alquería. La ahora consellera de Política Territorial sonaba hasta no hace mucho como próxima alcaldable socialista en Ontinyent -desde la organización socialista comarcal le animaban a que diera el paso- aunque su nombre había ido perdiendo fuerza en las quinielas en buena medida por estar centrada en las responsabilidades que tenía encomendadas en el gobierno valenciano, donde sus gestiones para atraer la gigafactoría de baterías de Volkswagen a Sagunt o en la compra de material sanitario durante lo peor de la pandemia han terminado siendo recompensadas por Puig.

Torró, que en su etapa de regidora fue la mano derecha de Jorge Rodríguez en el gobierno de Ontinyent, ha continuado como secretaria general del PSPV de la localidad hasta el último congreso de finales de abril, cuando cedió el testigo a Patricia Folgueras como nueva lideresa. Ahora es presidenta del partido a nivel local.

Xàtiva vuelve a las Corts tras 9 años

Los cambios que se avecinan en el segundo escalón del Consell pueden deparar más nombramiento de representantes de la Vall d’Albaida. De momento, el también exconcejal ontinyentí Jaime Peris ejerce como director general de Alta Tecnología en la Conselleria de Sanidad. Otros altos cargos procedentes de la comarca son Rafael Beneyto o Maite Cháfer, ambos de Compromís.

Por otra parte, la designación de Xelo Angulo como nueva diputada del PSPV en las Corts en sustitución de Manolo Mata devuelve a la Costera la representación en el parlamento autonómico que la comarca perdió tras la marcha de Fran Ferri a finales de 2021. Angulo dejará la dirección general de Cooperación Internacional y podrá dedicar más tiempo a la concejalía de Bienestar Social en el Ayuntamiento de Xàtiva, donde se mantiene como primera teniente de alcalde. La capital de la Costera ha permanecido huérfana de diputados desde la salida de Mª José Masip de las Corts en 2013. Por la Vall d’Albaida están el exalcalde de Agullent, Jesús Pla, o el ontinyentí Felipe Carrasco.

Compartir el artículo

stats