Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Humet, el cantante que cautivó a Serrat y regresó para siempre a Navarrés

La asociación que mantiene vivo su recuerdo organiza un festival en otoño

Francisco Martínez, uno de los miembros de la asociación ‘Amigos de Humet’. | PERALES IBORRA

«Gemma, guaita les flors, que són boniques». Con esta poética imagen, Joan Baptista Humet, se coló en las casas españolas a través de la radio, en los años 70, con una canción, ‘Gemma’, dedicada a su hermana pequeña que padecía poliomielitis. Su historia se convirtió en una de las canciones en catalán más populares.

Pero los orígenes de Humet, desconocido para muchos, están en la localidad valenciana de Navarrés. De allí era originaria su madre y, a pesar de vivir en Terrassa, fue en Navarrés donde pasó todos sus veranos. Tanto era el amor de Humet por su pueblo natal que le dedicó una canción, ‘Otoño en Navarrés’; y fue allí donde fue enterrado en 2008 —una de las imágenes que recoge la exposición por el 150 aniversario de Levante-EMV— por deseó expreso del cantante.

Tras su muerte, la asociación ‘Amigos de Humet’ trabaja para que el legado del cantante «perviva en el recuerdo», explica Francisco Martínez, miembro de la entidad, pero sobretodo fan y amigo personal de Joan Baptista Humet. Desde hace más de 14 años, los socios se han dedicado a buscar, comprar y recolectar todo el material gráfico relacionado con el cantante. No solo eso, sino que no han cejado en su empeño de mantener vivo su recuerdo, a través de diferentes actividades.

En su memoria celebraron dos actos de homenaje en el año 2009 con artistas de renombre. Llevan años impartiendo charlas en los institutos. Desde el año 2011, organizan el festival ‘Otoño en Navarrés’, por el que han pasado más de 100 cantautores como Rozalén o El Kanka. En el mes de septiembre, presentarán un libro biográfico sobre el artista de Navarrés. Y, además, esperan poder lanzar las canciones inéditas que han rescatado en los últimos.

«Gracias a nuestro trabajo, la gente va conociendo más su figura y su aportación», confiesa Martínez con cierto orgullo; aunque reconoce que sigue siendo desconocido para el público general.

Esto es resultado también de la trayectoria de Humet. Empezó cantando en Navarrés, con una guitarra que se compró en Xàtiva después de conseguir unos ahorros trabajando en la fábrica de su abuelo. Y por un golpe de suerte, se convirtió en telonero de Lluís Llach y cantó con Serrat.

Ese solo fue el preámbulo de una carrera exitosa. «Nunca fue un cantante de masas pero, en la época, todo el mundo lo conocía», explica su amigo. Consiguió ser disco de oro; pero, en 1986, pidió la carta de libertad a su discográfica, en el año 1986, y se retiró de la música. Ahí se perdió su pista musical y, aunque regresó con un disco autoproducido en el año 2004, la enfermedad, el cáncer, impidieron que continuara con su carrera y con su vida.

«Su música me revuelve cada vez que la escucho». Canciones que suenan a otra época, pero «que siguen siendo de actualidad» con letras que versan sobre temas sociales y reivindicativos.

Desde Navarrés, ‘Amigos de Humet’ sigue reivindicando el origen de un cantante que «siempre ha sido más conocido que fuera». Lo hacen por respeto, por admiración y por querer perpetuar de uno de los «dos o tres mejores cantautores del país».

Compartir el artículo

stats