Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exhumación de la última fosa de la Vall colma a siete familias 85 años después

El Memorial Democràtic de la comarca consigue que la diputación financie los trabajos de recuperación de los restos de 18 fusilados

Reunión en el cementerio de Albaida con familiares de los represaliados, miembros de Memorial Democràtic de la Vall d'Albaida, el diputado Ramiro Rivera, técnicos del proyecto y los alcaldes de Albaida y Alfarrasí.

El Memorial Democràtic de la Vall d'Albaida y la delegación de Memoria Histórica de la Diputación de València han alcanzado un convenio de colaboración para proceder a la localización, exhumación e identificación de las víctimas del franquismo que permanecen enterradas en una fosa común del cementerio municipal de Albaida con el objetivo de que sus familias puedan recuperar los restos. El colectivo ha obtenido una subvención de 93.624,34 euros para llevar a cabo los trabajos, que tendrán que desplegarse antes de noviembre del 2023.

Los descendientes de los represaliados y los ayuntamientos de Albaida y Benigànim han recibido con satisfacción la noticia después de ver rechazada por parte de la Conselleria de Memoria Democrática una primera petición de ayuda como consecuencia de la falta de fondos. Hace unos días, los familiares fueron informados con detalle sobre los pasos que van a seguirse en una reunión celebrada en el consistorio de Albaida y este pasado jueves, el diputado Ramiro Rivera Gracia visitó el cementerio para conocer los diferentes espacios de la memoria relacionados con el acuerdo firmado recientemente.

Al acto asistieron dos descendientes de las víctimas, Victoria Domínguez y Aurora Bellver, así como técnicas de la empresa Cavea Patrimonio Cultural SL, que participará en la ejecución del proyecto junto al equipo profesional Grupo Paleolab. Ambas firmas han colaborado en otros planes de recuperación de la memoria histórica en Paterna, Almansa u Ontinyent. También estuvieron presentes varios miembros del Memorial Democrático de la Vall d'Albaida junto al alcalde de Albaida, Josep Antoni Albert, el alcalde de Alfarrasí, Fede Vidal, en representación de la Mancomunidad de la Vall d'Albaida y regidores de ambos ayuntamientos.

Los estudios realizados hasta el momento solo han permitido constatar la existencia de dos fosas comunes del franquismo en la Vall d'Albaida: la de Ontinyent, ya exhumada, y la de Albaida. Con la exhumación de esta última, la comarca podría convertirse en una comarca libre de fosas.

El 10 de junio del 1939, once vecinos de la Vall d'Albaida fueran procesados, asesinados y enterrados en una fosa común al cementerio de Albaida, según apuntan los testigos de la época y corroboran diferentes documentos. Seis días más tarde, el 16 de junio, siete valldalbaidins más fueron ejecutados, víctimas también de la represión franquista, y sepultados en la misma fosa. Sus nombres son: Emilio Carbonell Guarner (Benigànim), Joaquín Cuquerella Benavent (Benigànim), Antonio Moscardó Vayà (Benigànim), Vicente Ramon Moscardó Vidal (Benigànim), Manuel Segrelles Blasco (Albaida), Francisco Segrelles Blasco (Albaida), Vicente Seguí Vidal (Albaida), José Maria Senabre Gomar (Benigànim), Bautista Soler Bataller (Albaida), Enrique Tormo Tormo (Albaida), José Maria Tudela Mateu (Benigànim), Manuel Benavent Sanz (Benigànim), Bautista Cuquerella Sanchis (Benigànim), Miguel Cuquerella Sanchis (Benigànim), Antonio Ferrándiz Chafer (Albaida), Perfecto Ribes Tudela (Benigànim), Rafael Sempere Tormo (Albaida), Bautista Soler Vicedo (Albaida).

Compartir el artículo

stats