Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ontinyent gasta 68.000 € en retirar los escombros de la casa hundida en la Vila

La zona vuelve a ser transitable y el ayuntamiento ultima el dispositivo para poder actuar en otras viviendas de la calle Teixidors

Estado de la calle Roses tras la retirada de los escombros. | LEVANTE-EMV

El Ayuntamiento de Ontinyent finalizó ayer la retirada de los escombros que ocuparon la vía pública tras el derrumbe de una casa en estado de ruina en la calle Roses, emplazada en el corazón del barrio histórico de la Vila. La zona vuelve a ser transitable tras la operación, que ha costado 68.000 euros, aportados por el consistorio. Así lo confirmó el propio alcalde Jorge Rodríguez en uno de sus perfiles oficiales en redes sociales, apuntando que los técnicos municipales valorarán hoy el estado de las viviendas anexas.

Los trabajos de retirada de los escombros —que fueron autorizados por Patrimonio— han tenido una duración de una semana y han afectado de forma notable al tránsito de personas y vehículos por esta parte de la Vila.

Sin daños personales

El derrumbe del inmueble tuvo lugar a última hora del pasado viernes 6 de mayo. La fachada de la residencia se desplomó sobre la acera y los restos llegaron a la vía, pero no se tuvieron que lamentar daños personales porque no había nadie en ese momento.

Las incesantes lluvias registradas en lo que llevamos de año son el factor principal que ha provocado desprendimientos en muchos barrios históricos. Y Ontinyent no ha escapado a esta tendencia. De hecho, el consistorio de la capital de la Vall d’Albaida ha instado de forma oficial a los titulares de 14 viviendas en estado de ruina a actuar ante la falta de mantenimiento por el riesgo de caídas y desprendimientos.

Sin embargo, el episodio de la calle Roses no es el único que ha tenido lugar durante este mes en la población. Así, dos viviendas emplazadas en la calle Teixidors, en el barrio de Poble Nou, también sufrieron un derrumbe días después. Fuentes municipales confirmaron que ultiman una operación de desescombro similar a la ejecutada en la Vila. En este caso necesitan confirmar que la compañía eléctrica ha retirado todo el cableado afectado y contar con la presencia de una firma especializada en materiales peligrosos para la salud, ya que en estos inmuebles contiguos se han encontrado restos de amianto.

Compartir el artículo

stats