Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una patrulla de la Guardia Civil evita un incendio de madrugada en Enguera

Se investigan las causas

Así apagó una patrulla de la Guardia Civil un incendio en Enguera

Así apagó una patrulla de la Guardia Civil un incendio en Enguera

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así apagó una patrulla de la Guardia Civil un incendio en Enguera jl llagües. xàtiva

Ocurrió el pasado 17 de junio, sobre las 3:15 de madrugada. Una patrulla de la Guardia Civil circulaba por la CV-590 entre las localidades de Ayora y Enguera, pertenecientes a la comarca de la Canal de Navarrés. De repente, uno de los agentes divisó un conato de incendio, unas llamas que en caso de propagarse a la masa forestal de alrededor podían causar graves daños al entorno.

Acto seguido, bajó del turismo e intentó apagar el fuego, mientras su compañero avisaba a los servicios de emergencia. La rápida actuación evitó que las llamas se descontrolaran y el episodio fuera a mayores.

«Esta situación llevó a que uno de los agentes utilizara incluso una rama a modo de botafuegos para sofocar el incendio, poniendo en riesgo su integridad y actuando con gran determinación y valentía», destacaron ayer fuentes de la Benemérita. «La rápida acción del guardia permitió extinguir completamente las llamas antes de que los bomberos y voluntarios de Adene llegaran al lugar. Estos operativos se encargaron de asegurar la zona y refrescar la parcela afectada para evitar que se reactivara el conato», prosiguieron las mismas fuentes.

Finalmente, el fuego arrasó con unos 200 metros cuadrados de masa forestal y monte alto. Desde la Guardia Civil detallaron que se están investigando las causas de lo ocurrido: «Actualmente se instruyen diligencias por estos hechos, que se están investigando», comentaron.

De hecho, según el parte de emergencias lanzado por el 112 durante el pasado 17 de junio el de Enguera fue uno de los cuatro conatos que se dieron por extinguidos, junto a los localizados en las poblaciones de Riba-Roja del Turia, Yátovay Rafelguaraf.

Los voluntarios del grupo Adene también actuaron sobre el terreno, además de otros profesionales de extinción.

Así, confirmaron que durante la madrugada del pasado viernes recibieron sobre las 3:20 horas un aviso de un conato de incendio forestal sobre el kilómetro 39 en dirección Navalón: «La superficie afectada fue de unos 200 metros cuadrados y en la extinción participaron BUP de Xàtiva, una patrulla de la Guardia civil, un agente medioambiental , dos componentes de Protección Civil y cinco voluntarios del Grupo de Extinción de Incendios Forestales de Adene con los dos pick-up».

El antecedente de 2017

El pasado 17 de junio se pudo evitar que el fuego se propagara por un pulmón verde de la Canal de Navarrés. Sin embargo, la zona sí ha registrado episodios de este tipo en años anteriores. Así, el último antecedente tuvo lugar el 10 de abril de 2017, hace cinco años. Las llamas afectaron a una extensión de más de 7 hectáreas y la rápida activación de todos los medios de emergencia permitió que el incendio fuera controlado en un plazo de tres horas.

Por último, la Dirección General de Prevención de Incendios está ultimando la ampliación de diferentes cortafuegos en la Vall y la Canal. Enguera es una de las localidades en las que se está trabajando. El proyecto afecta a casi 174 hectáreas de monte público repartidas en diferentes poblaciones, 45 de ellas pertenecientes al término de Enguera.

Compartir el artículo

stats