Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transición Ecológica plantea invertir 5,4 millones en renovables para generar 5.500 kilovatios

La Estrategia Valenciana de Regadíos (2020-2040) enumera diferentes líneas de actuación en las comarcas de la Vall d’Albaida, la Costera y la Canal de Navarrés para «acelerar la transición hacia una economía baja en carbono»

Imagen de archivo de una instalación fotovoltaica emplazada en Bélgida. | PERALES IBORRA

El debate está encima de la mesa desde hace algún tiempo. El goteo incesante de proyectos de plantas fotovoltaicas que han llegado a diferentes ayuntamientos durante los últimos tiempos en las comarcas de la Vall d’Albaida, la Costera y la Canal de Navarrés parece no tener fin. Algunas de las propuestas afectan a paisajes de alto valor y se han encontrado con una férrea oposición vecinal casi desde el minuto cero. Otras se sitúan en zonas protegidas y han debido adaptarse a las normativas para iniciar su tramitación.

Algunas voces alertan sobre los efectos irreversibles del cambio climático si se mantienen los actuales sistemas de producción. La apuesta por las energías renovables está ahí —no es nueva— y instalaciones fotovoltaicas son una de las patas de la «hoja de ruta» a seguir, junto con otras fuentes como la electricidad eólica o la geotermia, por ejemplo.

La conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica tiene claro que no hay marcha atrás. El actual escenario necesita que administraciones y firmas privadas ejecuten medidas a medio y largo plazo.

Así se desprende la Estrategia Valenciana de Regadíos (2020-2040), un amplio informe que estudia las diferentes zonas de la Comunitat Valenciana. Uno de los capítulos está dedicado de forma exclusiva a la Vall d’Albaida, mientras que en otro los técnicos aglutinan su análisis y propuestas relacionadas con las comarcas de la Costera, la Canal de Navarrés y el Valle de Ayora-Cofrentes, dada la cercanía geográfica de los tres territorios mencionados y los recursos naturales que comparten.

Elevados costes

Por lo que respecta a la Vall d’Albaida apuntan que «el sector del regadío de la comarca ha destacado los problemas que se derivan de los elevados costes energéticos del riego. Por ello, resulta necesario impulsar y acelerar la transición hacia una economía baja en carbono, para lo que se precisa la instalación de sistemas fotovoltaicos y otros sistemas de energías renovables con una capacidad total cercana a los 1.400 Kw». Y estiman que la inversión necesaria para llegar a esa potencia sería de 1,4 millones. Las cifras relacionadas con la Costera, la Canal de Navarrés y el Valle de Ayora- Cofrentes son algo mayores, dado que abarcan más territorio. En este caso, los técnicos exponen razones similares a las de la Vall, conectadas con el crecimiento de los costes de energía y hablan de la instalación de sistemas de producción renovable con una capacidad cercana a los 4.000 kilovatios, con una inversión necesaria que ronda los cuatro millones de euros. En total, se plantea un dispendio de 5,4 millones y una producción de 5.500 kw.

132 millones de euros

Los autores del documento fijan una cifra de inversión para toda la C. Valenciana. Así, argumentan que «tras 25 años de esfuerzos en la mejora de los regadíos, este documento es la palanca para impulsar una segunda revolución en el campo valenciano. Las cifras son ambiciosas. De aquí a 2040 —porque el campo siempre necesita planificación y una mirada a largo plazo—, el objetivo es desplegar una inversión de 132 millones dirigidos a energías renovables y eficiencia energética».

A su vez, en el informe también se defiende que durante el proceso participativo para la elaboración de la estrategia «la introducción de energías fotovoltaicas como vía para reducir los costes energéticos ha sido siempre valorada de manera muy positiva en la gran mayoría de las comarcas, y de hecho en algunas de ellas, particularmente dependientes del uso de aguas subterráneas, se ha posicionado como la más valorada por los regantes».

Compartir el artículo

stats