Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bellús denuncia otro recorte de la atención médica en el municipio

Censuran que la medida afectará a una población con muchos vecinos mayores que tienen problemas para desplazarse a otras localidades

La alcaldesa de Bellús, segunda por la dcha., junto a otros concejales, ayer en el consultorio | LEVANTE-EMV

La atención sanitaria vuelve a quedar golpeada en la Vall d’Albaida. Al cierre de la unidad de medicina interna en el hospital de Ontinyent durante el periodo estival, que ha logrado sacar a la calle a miles de ciudadanos de la comarca, se une ahora un nuevo recorte sanitario en la comarca. Bellús denunció ayer la reducción de la atención médica en la localidad, una medida que según censura la alcaldesa de la localidad, Susana Navarro, se ha tomado sin consultarlo con el ayuntamiento ni informar a la ciudadanía. El recorte de la atención médica ha motivado la indignación de la pequeña localidad de la Vall d’Albaida, de unos 300 habitantes, que ve menguar así los servicios que recibe. Vecinos y representantes municipales han denunciado una medida que, según resaltan, afectará a una localidad donde una gran mayoría de vecinos son mayores y con problemas para desplazarse a otros pueblos.

Según denunciaron ayer desde el gobierno que preside Susana Navarro, la Conselleria de Sanitat ha reducido la atención médica en la localidad de tres a dos días. El consultorio médico de Bellús ofrecía atención tres días: los lunes, miércoles y viernes; pasando ahora a dos días, martes y jueves. Señalan que lo mismo ocurre con el servicio de enfermería, «que antes de la pandemia venía todos los días, de lunes a viernes, y ahora se venía prestando lunes, miércoles y viernes, y sin saber si se seguirá prestando estos días o se va a modificar», denunciaban ayer desde el consistorio.

La alcaldesa de Bellús expresaba ayer su descontento con la decisión de la Conselleria de Sanitat y manifestaba que «por empezar con el periodo vacacional, ello no tiene que ser motivo de recortes en sanidad». Susana Navarro mostraba su preocupación ante las consecuencias de la medida en la población más envejecida del municipio, «con problemas para desplazarse a otras localidades en caso de necesitar asistencia médica». Navarro también exponía que ayer, viernes 1 de julio, «los vecinos y vecinas de Bellús que acuden al centro de salud como un viernes normal, se encuentran sin servicio médico de atención primaria». La alcaldesa denunciaba que la medida se ha tomado «sin aviso previo al ayuntamiento y sin comunicación oficial a los vecinos», por parte de la conselleria.

Navarro y el resto de la corporación municipal han mostrado su «preocupación» por la situación y señalaban que hace dos semanas comenzaron a recoger firmas para recuperar el servicio de enfermería todos los días, como se venía prestando, «sin saber el cambio que se iba a producir en el servicio médico de atención primaria».

Compartir el artículo

stats