Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UCA de Xàtiva valida un sistema que reduce la ansiedad de los pacientes

Denuncian que no se sustituye a los profesionales en vacaciones y que son la oficina «más precaria» de la C. Valenciana

Un usuario espera en una de las dos puertas de acceso a la UCA, ayer en Xàtiva. | PERALES IBORRA

La Unidad de Conductas Adictivas (UCA) de Xàtiva lleva ocho años testando de forma voluntaria en pacientes un método que reduce la ansiedad, bautizado como «Incla-30». El año pasado comenzaron el ensayo clínico —con un dictamen favorable por el CEIm con fecha 30 de junio del 2021— y ahora apuestan por validar la iniciativa de forma oficial.

El proyecto de investigación se titula «Efectividad de un método basado en ejercicio físico sistematizado y monitorizado para reducir la ansiedad y la anhedonia en pacientes que acuden a una Unidad de Conductas Adictivas con objeto de resolver su dependencia o adicción» y sus responsables apuntan que se desarrolla a través de tres fases diferentes.

Vicent Duart, investigador principal, promotor y coordinador del estudio, atendió ayer a Levante-EMV y explico que «en los años que está en funcionamiento el método de forma voluntaria en nuestra unidad hemos constatado que prácticamente la totalidad de los pacientes que han realizado sus tres fases han mejorado su depresión, su ansiedad, su anhedonia, su craving, su calidad de vida y han abandonado sus adicciones», expuso.

Duart también matizó que «solo entre un 20 y 30% realizan las tres fases y la mayoría no acude a nuestra unidad de forma voluntaria, sino derivados de los juzgados o de los servicios de psiquiatría o neumología o por mandato o consejo de familiares. Por este motivo estamos intentando validar el método científicamente», argumentó.

También detalló que la primera consulta es gestionada por el departamento de Enfermería: «Se le da al paciente información que generalmente desconoce, para romper esquemas y poder motivar. A continuación se le explica el método que consta de tres fases , un mes por cada fase. En la primera fase el objetivo es alcanzar el punto de ansiedad (se tarda un minuto) y caminar 30 minutos. Se puede hacer a cualquier edad y se realiza con un monitor de frecuencia cardíaca para que el paciente no rebase las pulsaciones pautadas. Si realiza la Fase I, pasaría a la Fase II y si la realiza, pasaría a la Fase III».

Por otra parte, el objetivo principal en la aplicación del método pasa por reducir los niveles de ansiedad y anhedonia en los pacientes con trastornos por consumo de sustancias adictivas legales —benzodiacepinas, tabaco, alcohol o ludopatía, por ejemplo— e ilegales, como heroína, cocaína, cánnabis o anfetaminas.

El estudio fue recopilado en un libro publicado por el investigador principal llamado «Incla-30», que fue editado en noviembre de 2015. El autor comentó que «se lleva aplicando, de forma voluntaria, en la UCA de Xàtiva desde hace más de 8 años que abarca al Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent. Aproximadamente, se le explica el método a 8 a 10 pacientes por semana».

Duart también explicó que el año que viene se retirará: «El 8 abril de 2023 cumplo 65 años y voy a jubilarme. Por ello, me gustaría finalizar el estudio antes de dicha fecha, por lo que redacté un escrito a varias personalidades de la conselleria de Sanitat».

Precariedad

Desde la UCA de Xàtiva también denunciaron que son la oficina de este tipo «más precaria de la Comunitat Valenciana», con un ratio de pacientes muy superior al resto. Comentaron que, pese a las adversidades, el servicio da una buena respuesta a los pacientes: «Prácticamente, no tenemos lista de espera». En la unidad hay cuatro profesionales —médico, psicóloga, enfermero y auxiliar de enfermería— que dan cobertura a una población de unos 200.000 habitantes con una gran dispersión geográfica: «En verano no se sustituyen las vacaciones».

Compartir el artículo

stats