La reunión que ayer mantuvieron los máximos responsables del Ayuntamiento de Ontinyent con la cúpula directiva de À Punt para intentar salvar la retransmisión en directo de los principales actos de las fiestas de Moros i Cristians fue tan breve como infructuosa. El acuerdo acabó resultando imposible ante los problemas de falta de personal y de medios técnicos invocados por la cadena pública autonómica para cubrir este año la mayoría de los grandes acontecimientos festivos que antes de la pandemia solían contar con la presencia de sus cámaras en la Comunitat Valenciana.

De hecho, según la información trasladada por los representantes del ente, este verano À Punt solo tiene previsto emitir en directo la Tomatina y el Misteri d'Elx, fiestas de interés turístico internacional. L’Entrada morocristiana de Ontinyent se retransmitía cada año en la televisión valenciana desde los tiempos de Canal 9 de manera solo interrumpida durante su fundido a negro y en los dos últimos años de parón por las restricciones sanitarias. En 2019, con el nacimiento de À Punt, el canal autonómico volvió a emitir la Fiesta de Interés Nacional celebrada en la capital de la Vall d'Albaida.

Pero este año no ha podido ser. El Ayuntamiento de Ontinyent se ha visto obligado a recurrir a la contratación de una televisión privada para garantizar la máxima difusión de las fiestas de Moros i Cristians. Según ha podido saber este diario, el consistorio ha llegado a un acuerdo con la red autonómica de televisiones locales para ofrecer una cobertura con garantías de la semana grande ontinyentina, que incluye las emblemáticas entradas del 26 de agosto. La señal podrá ser emitida por distintos canales. «Nos hubiera gustado que À Punt cumpliera con su papel de televisión pública, pero parece que no es posible en las circunstancias actuales», lamentó ayer el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, que agradeció a las televisiones privadas su predisposición.

En la corta reunión que se desarolló ayer de forma telemática participaron el primer edil, el director general de À Punt, Alfred Costa; la presidenta del consejo de administración de la cadena, Mar Iglesias, y Natàlia Enguix, primer teniente de alcalde de Ontinyent. Costa explicó a los representantes municipales que la situación de À Punt impide este año a la televisión pública valenciana retransmitir los acontecimientos festivos que tradicionalmente se emitían en directo, aunque ha avanzado que éstos serán incluidas en un plan estratégico que está ultimando la cadena pública valenciana de cara a 2023.

Una prioridad de nuevo en 2023

La emisión de las fiestas a través de À Punt era una prioridad para la corporación municipal de Ontinyent sobre todo por el simbolismo asociado a su carácter público, aunque los niveles de audiencia de la televisión autonómica no terminan de despegar y se mantienen en cifras discretas. En cualquier caso, Rodríguez confía en que À Punt pueda recuperar para el año que viene las transmisiones de las entradas de Moros y Cristianos de Ontinyent, como hizo el extinto Canal 9 hasta el año de su cierre. Desde ese momento y hasta la apertura de À Punt, las televisiones privadas ya se hicieron cargo de los directos de l’Entrada de Moros y Cristians. Igualmente, y con el patrocinio del consistorio, este agosto también se podrán seguir por televisión e internet el resto de actos de la semana grande de las fiestas de Ontinyent.