Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

À Punt se abre ahora a usar la señal de Ontinyent para ofrecer en directo l’Entrada

La cadena retoma las negociaciones con el ayuntamiento y acepta su propuesta tras la intercesión de Presidencia de la Generalitat

Captura de la retransmisión de l'Entrada por À Punt en 2019.

La retransmisión en directo de l’Entrada de Moros i Cristians de Ontinyent a través de À Punt vuelve a ser una posibilidad más que factible en el horizonte. Veinticuatro horas después de la breve e infructuosa reunión con la cúpula de la cadena que terminó visualizando la imposibilidad de llegar a un acuerdo, el ayuntamiento recibió ayer una comunicación telefónica que da un giro de 180 grados a la polémica.  

La dirección de la televisión pública autonómica se muestra ahora dispuesta a aceptar la propuesta del consistorio de aprovechar la señal de producción municipal para ofrecer el acontecimiento, declarado Fiesta de Interés Nacional, el próximo 26 de agosto. En este cambio de criterio ha jugado un papel decisivo la intercesión de Presidencia de la Generalitat, que en las horas previa había mantenido conversaciones con Alfred Costa —director general de À Punt— para que el ente reconsiderara su decisión inicial de no retransmitir en directo esta y otras expresiones festivas de gran trascendencia en diversas ciudades de la Comunitat Valenciana, argumentando que este verano no dispone de suficientes medios técnicos ni de bastante personal. 

La presión en torno a À Punt para buscar una solución a la difusión de estos festejos que sí se ofrecían hasta la llegada de la pandemia ha ido en ascenso desde múltiples flancos, incluido desde el PSPV, partido mayoritario en el control del canal y con mando en elPalau. En Presidencia recordaron a la dirección de la cadena que la búsqueda de sinergias con las emisoras locales de proximidad para asegurar la difusión de los principales eventos festivos es una obligación que figura en el contrato programa suscrito entre À Punt y la Generalitat.

De esta manera, la cadena y el Ayuntamiento de Ontinyent retomaron ayer las negociaciones para salvar la retransmisión de l’Entrada. Aunque existe un principio de acuerdo, la televisión pública todavía ha de evaluar si la alternativa de utilizar la señal municipal es viable desde el punto de vista técnico y su consejo rector debe aún darle luz verde en su reunión semanal. No se trata de una fórmula de colaboración habitual. Fuentes de la alcaldía de Ontinyent sostienen que las conversaciones «van por buen camino», a expensas de que la cadena pública examine los detalles técnicos y logísticos relacionados con la propuesta, que ya se puso encima de la mesa en la reunión de lunes. Las mismas fuentes agradecen la predisposición de À Punt y destacan la importancia de que ambas partes se encuentren alineadas en el objetivo de que l'Entrada «tenga la mayor difusión posible». El consistorio está dispuesto a brindar las máximas facilidades posibles y asumirá el coste de la transmisión. 

Reacción política unánime

Junto al equipo de gobierno de La Vall ens Uneix, tanto el PSPV como Compromís y el PP de Ontinyent habían salido al paso para exigir a À Punt que reconsiderara su decisión de no ofrecer en directo los Moros i Cristians —como es habitual desde los tiempos de Canal 9— antes de que ayer volviera a abrirse la puerta del diálogo. Aunque se concreten los flecos del acuerdo, en todo caso, el Ayuntamiento de Ontinyent mantendrá la contratación externa para retransmitir el acontecimiento a través de la red autonómica de televisiones privadas.

Compartir el artículo

stats