Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva baja un 30 % el precio del bus urbano y activa una ruta a los polígonos comerciales

La nueva concesión amplía el servicio con una nueva ruta que hará parada en las grandes superficies y las zonas deportivas alejadas del núcleo urbano los viernes y sábados por la tarde - El billete costará 1 euro para incentivar el uso del transporte

Dos usuarias descienden del autobús urbano de Xàtiva. | PERALES IBORRA

Más servicio a un menor coste para el bolsillo de los pasajeros. El nuevo contrato del autobús urbano que el Ayuntamiento de Xàtiva se dispone a sacar a licitación en breve contempla una rebaja del billete ordinario próxima al 30% que situaría el precio por viaje en 1 euro (actualmente cuesta 1,4 €), con el objetivo del incentivar el uso del transporte público en los traslados entre un punto y otro de la ciudad.

La futura concesión, además, incorpora una nueva ruta que operará las tardes de los viernes, sábados y vísperas de festivos para llevar a los vecinos a las principales áreas comerciales situadas en los polígonos, fuera del suelo urbano residencial.

El servicio regular del bus urbano continuará ofreciendo trayectos de lunes a viernes en horario de mañana, desplegando un recorrido circular de 8,89 kilómetros hasta completar un total de 15 vueltas diarias con 15 paradas a lo largo de Xàtiva. Pero la línea también ha sido objeto de modificaciones en la renovada planificación municipal. El autobús iniciará su primer viaje a las 7.30 horas en la calle Cosmògraf Ramírez y hará su última salida desde el hospital Lluís Alcanyís a las 15.10 horas. También parará en las calles Acadèmic Maravall-Murta, Maulets y Pare Claret-Pintor Guiteras para detenerse en la estación de Renfe, desde donde continuará hasta el centro de salud y las calles Ventura Pascual, Plaça Espanyoleto, Albereda Jaume I, Font del Lleó y la residencia Novaedat.

Según la estimación municipal, la frecuencia de paso entre paradas será de entre 26 y 45 minutos, en función de la hora a la que se efectúa cada ruta y de la adaptación del horario del bus a los turnos del hospital.

Por su parte, el servicio especial a las zonas comerciales recorrerá 7,97 kilómetros circulares con la Albereda como punto de inicio y el Centro Comercial Plaza Mayor como última parada. Pero el trayecto también acercará a los viajeros hasta la zona del Mercadona del polígono y el Skatepark, así como al Family Cash, al parque comercial La Vila (donde se ubica Decathlon, Leroy Merlín y Vidal), al polideportivo municipal Les Pereres y al pabellón Francisco Ballester, ubicados también en áreas alejadas del casco urbano. En total, esta ruta vespertina tendrá siete paradas de ida y vuelta con una duración de 30 minutos por viaje y se recorrerá 11 veces cada día en que este operativa. El primer autobús saldrá a las 16 horas de la Albereda y el último partirá a las 21.30 h de Plaza Mayor.

Objetivo: un 15 % más de usuarios

Junto a este trayecto, la futura concesionaria del contrato también deberá mantener un servicio de autobús lanzadera para realizar la conexión entre el castillo y la plaza Espanyoleto los domingos y festivos, en horario de 10 a 15 horas y desde las 16 horas hasta la hora de cierre de la fortaleza de Xàtiva, aunque esta última programación vespertina estaría sujeta a la demanda. Este transporte se suele activar cuando se cierra el acceso al castillo mediante vehículo privados y —según el pliego— debe coordinarse con el tren turístico —aún inactivo— para realizar las subidas y bajadas.

Los precios especiales para jubilados y los abonos de 10 viajes del autobús urbano también se verán rebajados en la misma proporción que las tarifas ordinarias, de modo que pasarán a costar 0,85 € y 8,50 € respectivamente. La medida va en sintonía con los amplios descuentos aplicados por el Gobierno y la Generalitat al precio del transporte público para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania. El consistorio confía en aumentar un 15% el número de usuarios con la rebaja del billete.

El consistorio pagará un canon máximo de 36.000 euros anuales

El nuevo contrato del autobús urbano de Xàtiva saldrá a concurso con una duración de cuatro años (prorrogable a cinco) y un canon fijo máximo anual de partida de 36.000 euros al año (3.007 € mensuales) a pagar por el ayuntamiento al adjudicatario, que podrá ser inferior en función de las ofertas de los licitadores. El consistorio únicamente prevé la cesión de un vehículo de transporte a la concesionaria, aunque se reserva la posibilidad de incorporar un segundo autobús al servicio. En el primer escenario, el ayuntamiento asume que la concesión arrojará un déficit de explotación de unos 79.524 euros durante los 4 años del contrato, teniendo en cuenta la estimación de ingresos y gastos. El estudio económico del contrato —que ayer pasó por junta de gobierno— prevé una recaudación de 71.811 euros y unos gastos de 96.000 euros durante el primer año de la concesión.

Compartir el artículo

stats