Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell se interesa por las viviendas para mujeres víctimas en Ontinyent

El consistorio pondrá en marcha en septiembre los dos recursos pioneros para atender casos de violencia machista tras recibir la autorización autonómica

El último pleno de Ontinyent aprobó el nuevo reglamento de usos de las viviendas. | LEANTEE-EMV

El Ayuntamiento de Ontinyent ya lo tiene todo preparado para poner en marcha en septiembre las dos primeras viviendas municipales destinadas al alojamiento temporal y de urgencia de mujeres víctimas de la violencia machista. El último pleno de la corporación dio luz verde al reglamento de uso de los pisos una vez recibida la autorización de la Generalitat, que emitió informes favorables acreditando la no duplicidad y la sostenibilidad financiera del proyecto, impulsado por la concejalía de Igualdad y pionero en toda la Comunitat Valenciana.

Esta circunstancia ha despertado el interés del Institut Valencià de les Dones, que la propia directora general del organismo autonómico, Maria Such, ha trasladado al consistorio, dada la necesidad y las dificultades existentes para encontrar recursos de acogida para las víctimas como los activados en Ontinyent, sobre todo en momentos de emergencia. Such ha sido invitada a visitar los inmuebles.

Las nuevas viviendas no serán simples residencias, sino que ofrecerán un tratamiento integral a las mujeres usuarias y a sus hijos e hijas, brindando una atención especializada a cargo de profesionales. La regidora Natàlia Enguix hace hincapié en el esfuerzo que ha supuesto la transformación de dos viviendas de propiedad municipal en sendos recursos de alojamiento temporal, con atención psicológica y acompañamiento a las víctimas. La edil de Igualdad recuerda que la iniciativa fue planteada por Ana Piera al Consejo de las Mujeres y escogida posteriormente en el Ontinyent Participa de 2020 por la ciudadanía.

Uno de los pisos se destinará a atender casos de mujeres que se encuentran en peligro y estará disponible las 24 horas al día. En su seno las mujeres permanecerán un máximo 15 días, antes de ser derivadas a los recursos sociales, psicológicos y jurídicos que correspondan. En la segunda vivienda la estancia podrá ser más larga, de hasta 6 meses, y brindará una atención integral y promoción de la autonomía personal de las usuarias, a las que se facilitarán medios para ayudarles a rehacer su vida y devolverla a las condiciones de normalidad.

Una alternativa segura y efectiva para atender casos de emergencia

La puesta en marcha de una vivienda de emergencia para atender casos de mujeres en peligro da respuesta a una necesidad que venían planteando las fuerzas y cuerpos de seguridad en la atención a las víctimas de violencia machista, como consecuencia de las dificultades para encontrar recursos donde ubicarlas de forma segura. Hasta ahora los agentes que intervenían se encargaban de llamar a los servicios sociales y al ayuntamiento con tal de intentar buscar una alternativa habitacional en lugares y espacios de confianza. Los nuevos pisos no solo ofrecen una residencia fija y segura para las víctimas, sino que también incluyen una atención multidisciplinar que garantiza que estas se encuentren más arropadas en todo momento por un equipo de profesionales, lo que a la vez facilita la intervención a todos los niveles.

Compartir el artículo

stats