El “pump track” es una modalidad deportiva cuyas primeras pistas se construyeron en Australia y Estados Unidos hace casi 25 años, y que desde entonces se ha expandido por todo el mundo.

Se trata de un circuito que se puede recorrer completamente con un monopatín o bicicleta, que se impulsa mediante la inercia adquirida en saltos y peraltes con la propia habilidad del skater o ciclista.

El circuito se construye con zahorras compactadas sobre las que se dispone una capa de aglomerado asfáltico con una terminación de “slurry”. Su trazado es el adecuado para desarrollar los diferentes deportes de inercia a los que va destinado.

Vicent Gomar, alcalde de La Pobla del Duc, explica que «el pump track, se construye en una zona que estaba preparada por el consistorio con el acopio de tierras de distintas obras, con una previsión para su construcción y en la que se ha aprovechado terreno disponible para construirlo».

Las obras de esta infraestructura arrancaron hace un par de semanas por parte de la empresa AA Aitana, siendo el plazo de ejecución estimado de la obra de unas cinco, por lo que se calcula que la instalación estará disponible para el uso público en breve.

El pump track, una modalidad de ciclismo que se practica en este tipo de circuitos con curvas peraltadas y resaltos, está pensada para que ciclistas y usuarios de patines y monopatines demuestren su destreza sobre ruedas, que además permitirá realizar pruebas deportivas con los mejores deportistas de esta especialidad.

Así mismo, el alcalde Gomar destaca que «de esta forma se incorpora una nueva disciplina a la amplia oferta deportiva que ofrece el municipio de La Pobla del Duc».