Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndic reprende a Chella por las obras de un vecino que perjudican a otro

El ente insta al consistorio a revisar la licencia y a evaluar si los trabajos se adecuan al permiso concedido tras ver «incongruente» la respuesta municipal

Vista del núcleo urbano de Chella, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

El Síndic de Greuges ha reprendido al Ayuntamiento de Chella por su actuación ante unas obras de un vecino que perjudican a otro. El defensor del pueblo valenciano, Ángel Luna, recrimina al consistorio que no haya ofrecido una respuesta «congruente, lógica, motivada y justificada» al vecino afectado. Además, afea al ayuntamiento que no haya respondido en el plazo exigido y que no haya colaborado con el Síndic.

Según se desprende de la resolución del defensor del pueblo, el vecino afectado presentó en mayo de 2021 un escrito al ayuntamiento exponiendo la situación y los daños sufridos por las obras del otro residente y pidiendo medidas al respecto. Exponía que se han realizado obras en la piscina y se ha construido una barbacoa en la medianera de la casa del afectado y, además, se ha colocado una bajante cuyas aguas vierten a su vivienda.

Ante la reiterada falta de respuesta del consistorio, el chellino presentó en abril de 2022 una queja ante el Síndic de Greuges, quien el 16 de mayo requirió al ayuntamiento un informe sobre el caso. En el plazo de un mes, la administración local no atendió el requerimiento y, tras ser advertido, el 30 de junio envió el informe en el que, según el Síndic, «se limita a darle traslado» del informe del técnico municipal, que «simplemente» expone que las obras cuentan con un proyecto visado de ejecución de reforma de vivienda unifamiliar, agrupación de dos viviendas en una única y actuaciones de piscina y reparación de paellero existente. Así como el informe técnico municipal favorable y la licencia concedida.

Una respuesta municipal que para el Síndic no satisface la demanda del vecino afectado, ya que «se ha limitado a citar los documentos que constan en el expediente, pero no se manifiesta sobre lo solicitado por la persona». Luna señala que el afectado planteaba la revisión de la licencia y la comprobación de que las obras ejecutadas se ajustan a esa licencia concedida, algo que según Luna el consistorio no ha hecho. El Síndic pregunta al ayuntamiento si «autorizó construir una piscina sobre su casa» [la del afectado], si «autorizó a construir una barbacoa en la medianera con su casa» y «si autorizó colocar la bajante de la fachada para que desagüe en su casa». Además, le exige al consistorio que revise la licencia en la piscina, la barbacoa y la bajante de desagüe.

El Síndic de Greuges reprueba que la actuación del Ayuntamiento de Chella «no es respetuosa con los derechos de la persona, dado que no da respuesta congruente y suficientemente justificada a su escrito». Reclama al consistorio que dé respuesta a las cuestiones planteadas por el afectado y que revise la licencia o actúe frente a la ejecución de las obras si no se adecuaron al permiso concedida.

Respuesta fuera de plazo y falta de colaboración con el defensor del pueblo

El Síndic de Greuges también incide en que el Ayuntamiento de Chella no cumplió con el plazo de responder al escrito en el plazo de un mes, ni solicitó ampliación excepcional del plazo para ello. Recrimina también que el consistorio no ha colaborado con el defensor del pueblo valenciano al no facilitar la información y documentación en el plazo establecido.

Compartir el artículo

stats