Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veinticuatro horas de reencuentros

La inauguración oficial de la Fira deja paso al día de mayor afluencia, con las terrazas llenas de gente a la hora del «esmorzar» y el Mercat a rebosar durante la comida y el tardeo - El Cant d’Albades mantiene el poder de convocatoria en la Plaça Sant Pere tras dos años de silencio y elTiro y Arrastre vuelve con normalidad

11

Así empieza la Fira d'Agost de Xàtiva Fotos: Perales Iborra y Javier Alcázar

Son las nueve de la mañana y muchas terrazas ya están llenas de gente. Falta una hora para que los motores comiencen a rugir en el circuito urbano de la carrera de motos y las mesas que no están ocupadas sostienen un cartel de «reservado». Es 15 de agosto y toca una ración de reencuentro a lo grande con las amistades con el «esmorzar» como pretexto: huevo frito con sardina y pimiento para los más clásicos, ya sean vecinos de Xàtiva o visitantes foráneos, que este lunes los había y muchos. La ocupación de la vía pública se duplica en algunos locales, con las plantillas reforzadas y cientos de almuerzos servidos sobre tableros kilométricos que reúnen a amplias cuadrillas. La Fira d’Agost ha regresado y las viejas costumbres no se han perdido, aunque hay imágenes que cambian: en 2019 las terrazas de la Albereda estaban más atestadas de gente que este año, en el que permanecían acotadas y con más espacios de separación entre las meses a la misma hora.

Los bares no son, en todo caso, los únicos espacios de reunificación. La plaça Sant Pere volvió a vibrar en la madrugada de este lunes con la Nit d’Albades después de tres años de silencio por culpa de la pandemia. El canto de estilo improvisado mantuvo el poder de convocatoria de anteriores ediciones, con el público rendido ante el ingenio de cuatro experimentados «cantaors» que se dedicaron a glosar la figura de la recién coronada Reina de la Fira, Patricia Iborra, y a lanzar algún que otro dardo a la corporación municipal en forma de cuarteto octosílabo ante una generosa «picaeta» junto al vecindario del barrio que la corte de honor agraeció tras el agotador acto de la inauguración. La incorporación de la potente y entonada voz de Trini Carballo fue la novedad en la alineación protagonista de una de las citas más antiguas y arraigadas en la Fira, de la que también formaron parte Fernando Ferrer, el «Ratllat de Puçol», Pili Cuenca, Llorenç «El Punxa» y Manu Chàfer («Gallo»). «Quina sensació més bona / tornar a cantar en casa / i lo que més me emociona / vore plena la plaça», se arrancó Gallo a cantar poco antes de echar en cara al alcalde, presente en el acto, que el canal de Bellús está «com un formatge de Gruyere», en una de las rimas que más sonrisas despertó.

El estado de las canalizaciones del casco antiguo fue otra de las críticas que se exploraron durante una tórrida noche llena de abanicos y vasos de agua con cubitos en la que las altas temperaturas dieron poca tregua pero mucho juego para las improvisaciones de los «versadors» bañados en sudor. Después de un recorrido por los alrededores de la plaza, los participantes se despidieron hasta el 19 de agosto, cuando tendrá lugar la siguiente Nit de Cant d’Albades con la entrada en escena de los «cantaors» Jacint Hernández y Toni Guzmán.

Punto de encuentro

La noche del domingo había comenzado con el nombramiento oficial de Patricia como Reina de la Fira. Un grupo de niños y niñas ejercieron de maestros de ceremonias en la inauguración a través de una serie de vídeos proyectados en las pantallas. En los discursos oficiales, tanto la regina como el alcalde, Roger Cerdà, hicieron hincapié en la capacidad del evento como punto de encuentro intergeneracional bajo la constelación de actividades programadas a su alrededor, como la Fira del Bestiar o el Tiro y Arrastre, tradiciones centenarias que también han vuelto con total normalidad este año pese a las denuncias de grupos animalistas. Tras la actuación de Mayumana, un castillo de fuegos artificiales puso el broche al acto inaugural en un campo de la Murta que estuvo lejos de llenarse.

Compartir el artículo

stats