Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La conselleria vigila la depuradora tras multar a la empresa del mal olor de Ontinyent

Transición Ecológica supervisará las instalaciones para comprobar si la industria ha cumplido las medidas exigidas para mitigar las molestias - Los técnicos de la Epsar reforzarán las inspecciones con tal de delimitar el origen de las quejas vecinales

Imagen de archivo de la depuradora de la firma textil Bleachont SL de Ontinyent Perales Iborra

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha reforzado la vigilancia sobre la industria textil de Ontinyent cuyos vertidos pestilentes han puesto en pie de guerra el vecindario. Ante la preocupación trasladada por los residentes de la zona por la prolongación de las molestias (que comenzaron hace tres años), desde el departamento autonómico que dirige Mireia Mollà hacen hincapié en que la empresa Bleachont, SL ha abonado una sanción que le fue impuesta en el marco del expediente abierto en 2021 por los problemas de malos olores generados en su depuradora.

A raíz de ese castigo, explican las fuentes consultadas por este diario, la firma se comprometió a asumir sus responsabilidades y a adoptar una serie de medidas suplementarias requeridas por la administración pública para eliminar los olores y solucionar la problemática. Entre estas actuaciones figura la instalación de un sistema corrector neutralizante de olores mediante la utilización de un tratamiento conocido como "barrera osmogénica", que se genera con el uso de una dilución en agua de productos específicos, junto al desarrollo de un estudio olfatométrico con empresas autorizadas del sector.

Transición Ecológica tiene pendiente ahora una labor de supervisión para comprobar el grado de cumplimiento de estas medidas y su efectividad, tal como trasladaron desde la conselleria a la asociación de vecinos de la Senda Cinc Germans de Ontinyent durante la reunión mantenida el pasado 7 de septiembre para poner al día a los residentes sobre las actuaciones desarrolladas. Desde el departamento autonómico subrayan que están "encima" de la cuestión para corregirla cuanto antes. En ese sentido, Transición Ecológica ha contactado con la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) -responsable de la vigilancia y el control de las estaciones depuradoras municipales como la de Ontinyent- y con el Centro de estudios ambientales para que sus técnicos conozcan la situación y realicen las mediciones necesarias con el objetivo de delimitar el origen de las molestias y garantizar que se adoptan las medidas correctoras exigidas.

Los vecinos reunidos en el ayuntamiento.

Desde la conselleria también inciden en la estrecha colaboración y en la comunicación permanente con el Ayuntamiento de Ontinyent después de que la concejalía de Sostenibilidad haya solicitado una reunión urgente con la consellera Mollà para abordar el conflicto de los malos olores procedentes de la antigua Colortex.

Un problema que se eterniza

En noviembre de 2021, la empresa responsable de los vertidos garantizó a este diario una "normalización de la situación" y un descenso de los malos olores después de asegurar que había ejecutado una serie de reparaciones en la depuradora para regenerar adecuadamente los fangos. "Es un ciclo biológico y es normal que los malos olores vayan  a menos», apuntaron entonces fuentes de la compañía, que defendieron que tienen "todas las instalaciones y papeles en regla".

Desde la firma limitaron las molestias ocasionadas a unas incidencias puntuales en la depuradora, aunque los vecinos han vuelto a denunciar este viernes públicamente que los olores pestilentes siguen llegando a sus casas de forma persistente y continuada, bajo el temor de una exposición prolongada puede generarles problemas de salud. Por otra parte, los vecinos consideran que las sanciones impuestas por la administración son insuficiente para corregir la problemática, por su bajo importe en comparación con el volumen de facturación de la industria textil.

Compartir el artículo

stats