Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un jardín de la memoria honrará a los represaliados del Franquismo

Xàtiva ubicará la instalación a medio kilómetro del conocido como «Paredón de la Casa Blanca»

Parte final de la Avinguda de les Corts Valencianas, donde se instalará la escultura. Perales Iborra

El ayuntamiento de Xàtiva proyecta la instalación de un jardín de la memoria para recordar a los represaliados del Franquismo en la capital de la Costera. La iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 35.000 euros gracias a una subvención de la Diputació de València, revitalizará la zona verde emplazada en la parte final de la Avinguda de les Corts Valencianes, sin un mantenimiento continuo actualmente. 

No es un emplazamiento escogido al azar, ya que se encuentra e medio kilómetro del conocido como «Paredón de la Casa Blanca», una finca agraria que también se usó como campo de tiro y acabó siendo un lugar de muerte tras el final de la Guerra Civil, ya que fue la ubicación elegida por el régimen franquista para fusilar a decenas de represaliados. 

Raquel Caballero, concejal de Memoria Histórica en Xàtiva, explicó ayer a Levante-EMV que la iniciativa se ha consensuado con los familiares de las víctimas: «Es una propuesta acordada con ellos. Estudiamos distintas ubicaciones y esta fue la elegida. En la Casa Blanca se cometieron muchos asesinatos de setabenses y residentes de otros pueblos de la comarca y no queremos que lo ocurrido quede en el olvido». 

Maqueta de la pieza a instalar presentada por la autora. Levante-EMV

Para ello, el Ayuntamiento ha encargado a la artista Inmaculada Abarca que diseñe una escultura que honre a las víctimas.

La escultora atendió ayer a este diario y comentó que ha esbozado una pieza en acero corten, de tres metros de diámetro y una altura aproximada de cuatro metros: «Queremos que sea un lugar de recuerdo y restitución. Habrá un total de siete grandes rostros que se unirán en forma de círculo y, en medio, habrá una especie de rama que se eleva. Es una alegoría vegetal, que demuestra que todo vuelve, que la vida renace. No he dibujado ninguna faz concreta. Es un espacio con dibujos escultóricos, en los que rendiremos homenaje a las personas que fueron represaliadas».

A su vez, el consistorio setabense también planea situar una segunda escultura en el cementerio municipal. Raquel Caballero también explicó que en el camposanto hay una fosa que aún no ha sido descubierta: «Creemos que las víctimas que descansan aquí sin ser identificadas también merecen ser recordadas. Muchas historias de entonces no están en los libros de texto y no deben caer en el olvido». 

Ruta con doce puntos

Las dos nuevas esculturas formarán parte del itinerario de la ruta de la memoria que Xàtiva también quiere desarrollar en una segunda fase del proyecto. Se tratará de un recorrido señalizado con panales explicativos en el que se conocerán diversos lugares relacionados con la Guerra Civil y la memoria histórica.

El consistorio ha planificado optar a una segunda subvención y ya cuenta con una relación de lugares a visitar. La Casa de l’ensenyança, el Archivo Municipal o Centro de Especialidades del Españoleto son algunas de las direcciones que formarán parte del trayecto a completar.

Compartir el artículo

stats