Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden 2,5 años de prisión para el exalcalde y exedil de Albaida por falsedad contable

El juzgado abre juicio oral contra los populares Juan José Beneyto y Roberto Sala por un delito societario continuado en la gestión de la empresa pública Gestiona

Beneyto, a la derecha, interviniendo junto a Sala, en un pleno de 2008. PERALES IBORRA

El juzgado de Ontinyent ha abierto juicio oral contra el exalcalde del PP de Albaida, Juan José Beneyto, y el exconcejal popular de Urbanismo, Roberto Sala, por la gestión de la empresa pública municipal, Gestiona, durante el gobierno de los populares (del 2003 al 2011). En la causa, se piden para Beneyto y Sala una pena de dos años y seis meses de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena. También se les pide una pena de diez meses de multa, de 20 euros diarios.

La justicia imputa a los dos exregidores populares -actualmente se encuentran apartados de la política- un delito societario continuado en la empresa municipal Gestiona, achacándoles un delito de falsedad contable, por dar apariencia de solvencia económica y financiera a la empresa, cuando está ya estaba quebrada, en fallida técnica. Durante el mandato del PP en Albaida, esta empresa asumió numerosos gastos por proyectos inmobiliarios, de promoción de viviendas en Albaida, proyectos como el de la Font de la Vila, Salvem les Vistes o Albaida Humida, proyectos fallidos que no han llegado a consumarse. Gestiona llegó a alcanzar una deuda de unos 5,5 millones de euros. La empresa Gestiona se convirtió en una auténtica “pesadilla” para el Ayuntamiento de Albaida, que acumuló unos 20 millones de euros de deuda municipal (entre el pasivo del consistorio y el de la empresa pública), que ahogaron económicamente a la administración local y situaron a la localidad como una de las más endeudadas de España. El gobierno de Josep Albert liquidó la empresa pública el pasado año 2021, tras llegar a un acuerdo con la Sareb para saldar una deuda pendiente de 2,3 millones, cediéndole el edificio de la promoción inmobiliaria fallida de la Font de la Vila y abonándole 300.000 euros.

El gobierno progresista formado por Compromís y PSPV, que relevó al PP en la alcaldía, denunció en 2013 la gestión del PP de la empresa pública, por considerar que los hechos eran constitutivos de delito penal. El PP creó Gestiona, una empresa pública municipal para la promoción de viviendas, una función que el gobierno progresista, que heredó la deuda y los problemas derivados de la gestión de la mercantil, no consideraba apropiada para el ayuntamiento, señalaba que para actuar como promotora de viviendas ya estaban las inmobiliarias. La ineficacia de Gestiona se ha evidenciado con el final de la empresa albaidense, liquidada tras arrastrar una importante deuda. La denuncia del ayuntamiento presidido por Compromís y el PSPV derivó en un proceso judicial que ya abrió una instrucción, en la que se expusieron los hechos en un auto del 8 de enero de 2020, y que ahora han derivado en la apertura del juicio oral contra los dos acusados por unos hechos considerados constitutivos de delito societario continuado. El Ayuntamiento de Albaida y la localidad están personados en la causa como acusación.

El alcade de Albaida, Josep Albert, apela a la justicia y afirma que esta “depurará las responsabilidades que haya”. Manifiesta que “va a juzgarse la gestión del PP de Beneyto en Albaida. Esto es la culminación de esa gestión, que supuso una gran deuda económica para la ciudad, no solo por Gestiona, también por la gestión municipal del ayuntamiento”. Josep Albert apunta que “Gestiona ha traído muchos problemas y muchas deudas a Albaida”.

Compartir el artículo

stats