Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DIMARTS MERCAT

Maria Rosa que bona estàs

Maria Rosa que bona estàs

Más de una vez lo he dicho y lo corroboro en esta ocasión: soy un sentimental, aunque ello me sirva para rectificar en ocasiones mis decisiones más elementales y mis propósitos de enmienda, que borro y cambio cuando la ocasión lo merece. Consecuentemente ni peco ni me confieso por ello. Vamos al asunto.

Me prometí a mí mismo hace unos pocos años ya, que dejaría de apretar el número 9 del mando a distancia que me dirige automáticamente al canal de televisión que merecemos. No se trata de querer empañar la labor de grandes profesionales y compañeros de profesión, sino de aquellos que dirigen y programan nuestra Àpunt, hasta convertirla en una jaula de grillos y una parrilla tan extremadamente patética que pocas cosas se salvan. Pero bueno, en esta ocasión se trataba de conectar para ver el primer programa de «Bona Vesprada», conducido por Ferrán Cano y María Fuster dedicado a glosar las bondades de Alcalà de Xivert y Xàtiva y, sobre todo, de la actuación que corría a cargo del grupo setabense Cara B, del que forma parte mi querido Genís Ibáñez, un músico genial que tiene por delante un futuro brillante, y junto a él Ángel Patiño, Gaspar Nadal, Paco Egea, Quino Sanchis, y Masahiro Aramaki. Todo un lujo para un programa lleno de imprecisiones y rematadamente mal copiado de otros formatos.

Conexiones con Xàtiva y Alcalà de Xivert deprisa y corriendo, poniendo nervioso incluso al cocinero que se atrevió a elaborar en directo una tortilla de ajos tiernos y pretendían que la terminase cuando todavía estaba cruda, o una conexión exprés en la Plaza de la Trinitat con representantes del Moto Ruta que no tuvieron apenas tiempo de mostrar sus históricas motos, o la «fantástica» conexión con el «campanar de la Seu» para que el campanero mayor no tuviese ni 40 segundos para explicar como suena la campana María. Si Xàtiva todavía pretende que algún día la declaren capital cultural, más vale que huya de programas como estos que con apenas cinco pinceladas pretenden mostrar lo que no pueden, y de cultura poca, muy poca, pero eso sí, anunciaron que iban a mostrar una «sorpresa» escondida en el Museu de l’Almodí que resultó ser… el cuadro de Felip V boca abajo. Ohhhhh !!! exclamarían los telespectadores que todavía aguantaban el programita de marras. Ohhhh !!! que sorpresa más inesperada. Que vergüenza, añadiría un servidor. Como si hubiesen descubierto ahora el cuadro del monarca pirómano.

Pero claro, como las cosas nunca pasan y cualquier tiempo dicen que fue mejor, recuperaron para rubor de unos y sorpresa de todos, la famosa «paella rusa» de Joan Monleón, sí, sí, aquella de a guanyar diners, en este caso el plagio fue tan flagrante que se han inventado la «fideuà rusa», cuyos premios revientan el presupuesto de cualquier televisión: tres llamadas y la primera se lleva de premio 50 euros, la segunda se queda sin un céntimo, y la tercera una noche de hotel/motel. ¿Qué, qué? No me dirán si no es para tirar cohetes ante tal despilfarro. Pues eso, que mientras daban vueltas a la fideuà, sonaba la música de «Maria Rosa» y la eficaz presentadora convertida en monleoneta decidió darle voz a la canción y ni corta ni perezosa se puso a cantar: «Maria Rosa que bona estàs, tens una figa com un cabàs». Que sí, que eso pasó en nuestra televisión pública, la que merecemos, y menos mal que el anuncio de Ximo Puig de bajar los impuestos puede repercutir en algún recorte de servicios, y con un poco de suerte se cargan el «Bona Vesprada».

Y por cierto, cuando presentaron a los integrantes de Cara B, se olvidaron de mi querido Genís. Imperdonable!

Compartir el artículo

stats