Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN ONDA

Sudeva, el mayor peligro

Guramarpreet Chadha y Pepe Colomer, durante la última y tensa asamblea de socios. | PERALES IBORRA jl llagües. xàtiva

Nubarrones negros. Este próximo 12 de octubre se votará la propuesta de la FFCV de crear una nueva categoría entre la actual Preferente y la Tercera RFEF. Si se aprueba por los clubes, participarían en ella los cuatro primeros clasificados de los actuales grupos (en el caso de decidirse un grupo único) o los ocho primeros (si se decide crear dos grupos). Todos los demás, salvo los descendidos, seguirán en la Preferente pero, de hecho, habrán perdido una categoría, pues estarían una categoría más lejos de las nacionales.

Nubarrones negros porque el Olímpic, con la reestructuración de la Segunda B, ya bajó una categoría, volvió a bajar una más por su descenso deportivo y ahora puede ser que, aun quedando quinto en la liga, se pierda de nuevo otra categoría. Desde que entrara Sudeva en el club, de estar en la cuarta categoría nacional, podría acabar en sus cuatro años, en la séptima. ¡Espero que no sea así!

Nubarrones negros porque Sudeva aplica la autodestrucción como norma de trabajo. Lo ha hecho no pagando cuando debía mermando a un equipo hasta llevarlo al descenso; lo ha hecho dejando fuera a jugadores contratados mostrando de lo que es capaz a cualquier posible fichaje; y lo está haciendo ahora de nuevo minando la ilusión inicial de jugadores, cuerpo técnico y aficionados demorando la incorporación anunciada de jugadores. El empate del domingo evidenció esa necesidad y dejó a la plantilla muy tocada.

En ocasiones no hace falta buscar «enemigos» fuera porque los tienes dentro. Mucho me temo que, hasta que demuestren lo contrario, el mayor peligro para el Olímpic es él mismo, bueno, Sudeva. Un esfuerzo más pido a los que juegan, para que recobren en Cullera, pese a los impedimentos, ilusión y confianza, y así, también la recobraremos nosotros.

Compartir el artículo

stats