Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castelló de Rugat evoca a ocho víctimas del franquismo y el nazismo

Entre ellos se encuentran el que fuera alcalde en 1936, regidores, síndic y juez municipal y dos asesinados en los campos de concentración de Bergen y Mauthausen

Familiares de las ocho víctimas en el acto en Castelló de Rugat. JOSE RAMON ORDIÑANA

Castelló de Rugat vivió este domingo un emotivo acto de recuerdo a ocho vecinos víctimas del franquismo y del nazismo. El ayuntamiento que preside Antonio Esquinas celebró en el cementerio municipal un acto de memoria y homenaje al que fue alcalde de la localidad en 1936, así como a regidores, síndic, juez municipal y vecinos del municipio que simplemente por pertenecer a partidos de izquierdas o sindicatos fueron fusilados por el régimen de Franco. También se rindió tributo a dos vecinos víctimas de los campos de concentración nazi, a los que fueron a parar tras exiliarse en Francia, huyendo de la guerra civil y de la dictadura.

El acto reunió a un centenar de personas entre los que se encontraban familiares de Juan Mora Domínguez, alcalde de Castelló de Rugat en 1936; de Antoni Camarena Alfonso, síndic del ayuntamiento en el año que estalló la Guerra Civil; Constantino Barranca Calatayud, segundo teniente de alcalde en 1936; Antonio Garcia Sanjuan, juez municipal (actualmente su cargo equivaldría al de juez de paz), Rafael Ferrer Reig, vecino de Castelló fusilado en 1939 en el paredón de Paterna; Bautista Bataller Català, también fusilado en 1939 en Paterna; Bautista Navarro Gimeno, víctima del campo de concentración de Mauthausen; y Salvador Bataller Anduig, víctima del campo de concentración de Bergen. En el acto intervino el nieto del que fue alcalde en el 36, también llamado Juan Mora, así como Matías Alonso, presidente del Grup per a la Recuperació de la Memòria Històrica de la Comunitat Valenciana, y el alcalde de Castelló de Rugat, Antonio Esquinas. Al acto también asistió el presidente del Memorial Democràtic de la Vall d’Albaida, Manuel Ramos.

Los familiares recibieron unas losas con los nombres de sus familiares fusilados, en memoria de su defensa de los valores democráticos y la libertad, elaborados por el consistorio; mientras que las familias de las dos víctimas de los campos de concentración recibieron las baldosas de la Generalitat Valenciana. Además, el consistorio de Castelló de Rugat se comprometió a tramitar en el Ministerio de Justicia el certificado que reconoce la inocencia de estas personas de los delitos que se les atribuyeron falsamente y por los que fueron fusilados.

Antonio Esquinas destaca que fue “el primer acto de este tipo, de recuerdo y homenaje a las víctimas, que se hace en el pueblo y fue muy emotivo. Un acto de recuperación de la dignidad y recuerdo a estas personas, castigadas en el olvido durante décadas y a la difamación, acusadas de delitos que no cometieron”. Esquinas aludía a su homólogo en 1936, un “caso especial, por el que era difícil no sentir empatía y que con la intervención de su nieto, Juan Mora, emocionó a todos los presentes”. “Con la ley de Memoria Democrática se declaran nulos de pleno derecho todos los juicios sumarios del franquismo, pero además queremos que las familias de las ocho víctimas de Castelló de Rugat también tengan el documento que deja claro que eran inocentes de los cargos que se les imputaron”, concluye Esquinas.

Recuperan los restos del alcalde de Moixent en el 39

Por otra parte, este domingo ha tenido lugar en el cementerio de Paterna un nuevo acto de entrega de cuerpos exhumados a sus familiares, en este caso de la fosa 115 del llamado Paredón de España. Entre los identificados se encuentra Antonio Soler Francés, fusilado el 19 de diciembre de 1939, cuando era alcalde de Moixent. La familia de Antonio recibió los restos del moixentí, identificado tras los análisis genéticos de ADN realizados con descendientes el fusilado. Representantes del Ayuntamiento de Moixent acompañaron a los familiares de Antonio Soler en el acto celebrado en Paterna y el consistorio presidido por Guillermo Jorques ha expresado “la necesidad de avanzar como sociedad con memoria y sin olvido”.  

Un ramo de flores descansa sobre la caja con los restos de Antonio Soler, de Moixent. Ajuntament Moixent

Compartir el artículo

stats