Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Nuestro padre no denunció a Alabort, hizo una declaración como tantas"

Los hijos del testigo que hace 83 años declaró en el proceso contra el fusilado de Benigànim cuyos restos acaban de recuperarse defienden su honor y los datos que este aportó en defensa del represaliado

Trabajos de excavación de la fosa en la que se encontraba Alabort.

El hallazgo de los restos de un agricultor de Benigànim que fue fusilado en el Paredón de España ha puesto de actualidad unos trágicos hechos que sucedieron hace 83 años. Tras la localización del cuerpo de Miguel Alabort -el único que permanecía sepultado bajo la fosa 69 del cementerio de Paterna- desde el área de Memoria Histórica de la Diputación de Valencia se puso el foco hace unos días en el proceso que se promovió contra el represaliado por el franquismo, haciendo hincapié en el testimonio prestado ante el juzgado por un vecino del bando contrario que lo señaló como un exaltado izquierdista que insultaba al Ejército Nacional.

Los hijos de Vicente Pastor, sin embargo, quieren aclarar que en ningún momento su padre formuló ninguna denuncia expresa contra Miguel Alabort, sino que lo que este hizo fue "una declaración jurada como tantas y tantas que se hicieron ante el juez" en aquella convulsa época. Los descendientes de Pastor han aportado a este diario una copia de ese testimonio prestado el 9 de mayo de 1939 en Benigànim. En el documento judicial queda claro que comparece en calidad de testigo y que tiene la obligación de decir la verdad bajo la advertencia de ser condenado en caso de incurrir en falso testimonio.

Preguntado por Alabort, el entonces estudiante de 27 años manifestó lo que sabía de él, señalando que era afiliado a Izquierda Republicana, que fue miembro del primer comité, que "hizo propaganda marxista exaltando la causa roja" y que -según éste- participó en detenciones de personas de derechas durante la guerra provocada por el golpe de Estado militar. Sin embargo, los hijos de Pastor subrayan un dato "muy importante y significativo" en su defensa que la corporación provincial pasó por alto cuando informó sobre el hallazgo de los restos del agricultor fusilado. En la declaración, Vicente señala que, durante la noche en la que se quemaban las iglesias del pueblo, Miguel "estaba en la Casa-Ayuntamiento". O sea que no participó en los asaltos.

Otra cuestión relevante del testimonio de Pastor es el párrafo final, en el que cuenta como Alabort le salvó de un grupo de pistoleros llegados en coche de Canals que se presentó en Benigànim con una relación de jefes locales de Falange en la que figuraba el propio declarante. Miguel acompañó al grupo a la casa de Vicente y, aunque este se encontraba en la vivienda de enfrente, Alabort le pudo ver y, a pesar de ello, no le denunció y pudo salvarse.

Los hijos de Vicente Pastor han querido sacar a la luz el documento del testimonio de su padre para defender "el honor de una persona que hace ya 40 años que falleció" y tras lamentar que una errónea interpretación de lo que sucedió -él nunca denunció a Miguel Alabort- pueda generar un enfrentamiento entre los descendientes de ambas familias.

Compartir el artículo

stats