Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA CIUDAD DE LAS DAMAS

Justicia contra la violencia machista, y de la mejor

44

Xàtiva se une para reivindicar la permanencia del juzgado de violencia de género Fotos: Perales Iborra

Fue un espectáculo ver desfilar tras la misma pancarta a todas las fuerzas políticas representadas en el Ayuntamiento, unas en mayor número que otras, en razón a la habilidad para pillar sitio en espacio tan reducido. Era una imagen gratificante y positiva, aunque todo sea dicho, podría pasar que no fuera más que una imagen, una fotografía para la posteridad y para la campaña electoral que se nos viene encima. Es una lástima constatar como las malas experiencias han fomentado el escepticismo y minado la confianza social en nuestros representantes políticos.

Pero en el momento indicado, ahí estaban todas las partes implicadas -política, instituciones, ciudadanía…- apoyando con su presencia y sus declaraciones lo que es, sin duda, un cambio cualitativo importante en el apoyo prestado a las mujeres que son víctimas de la violencia de género.

En todo caso, no va a ser una larga batalla, ya que el Decreto que consagra la agrupación de Juzgados ya está en vigor y será de aplicación dentro de unas semanas, en el 2023. Así que se trata de torcer la mano del legislador para conseguir que rectifique una decisión ya tomada y que, con manifestación multitudinaria o no, ya ha sido defendida por personas que ocupan altas responsabilidades y mantienen la conveniencia del modelo propuesto.

Antecedentes

Un modelo que no es nuevo, por otra parte, porque ya se ha aplicado anteriormente sin que las reticencias existentes consiguieran impedir una agrupación similar, como sucedió en Segorbe y Nules, poblaciones que no están demasiado satisfechas de la experiencia en razón a las largas distancias que se deben recorrer y el excesivo volumen de la carga de trabajo existente. En todo caso, para ser consecuentes e inteligentes en esta batalla es preciso conocer el modelo que se pretende implantar y también las peculiaridades de la reivindicación que se pretende. Aunque parezca lógico que un Juzgado especializado en violencia machista exija la especialización de todos sus miembros, eso hoy no sucede, porque -véase la letra pequeña- excepto a los profesionales de la abogacía, al resto de sus integrantes (desde Jueces a Agentes judiciales) no se les exige formación en igualdad y violencia de género. Ocupan estos Juzgados quienes así lo solicitan y obtienen plaza en función de su antigüedad. Y eso no es bueno.

Su ubicación va ligada a la existencia de las UVFI, Unidades de Valoración Forense Integral, que complementan el trabajo de los Juzgados especializados y están dotados, estos sí, del personal multiprofesional y formado que se precisa. Existen 15 en la Comunidad valenciana porque se han hecho los deberes en tiempo y forma oportunos. Y eso está muy bien.

En todo caso, el 25 de noviembre es una referencia en relación con la lucha contra la violencia machista, en todos sus variados y nefastos efectos. Una tarea ímproba que además de una justicia especializada y accesible, exige de muchos otros requisitos que empiezan con la prevención -con sensibilización y formación-y han de garantizar hasta la recuperación -con recursos que faciliten la integración de las supervivientes, como señaló Xelo Gómez, Presidenta de Xateba en la concentración del pasado viernes.

Que los árboles no nos impidan ver el bosque. Que no se olvide la necesidad de educar en el respeto y no en la sumisión. Que cada vez sea más amplio y sólido el paraguas protector que acoge a las mujeres y les da garantías de una nueva vida. Que se trabaje la igualdad en Xàtiva como una prioridad municipal de la única manera sistemática y realista posible, que es dando estricto cumplimiento al Plan de Igualdad para la ciudadanía de reciente aprobación.

Compartir el artículo

stats