Ocurrió ayer, domingo 4 de diciembre, sobre las 10.30 de la mañana. El viento y las lluvias de los últimos días han agravado el estado del tejado de una casa abandonada en el casco antiguo de Xàtiva y parte de la cubierta cayó a la calle. Tanto la Policía Local como los bomberos se acercaron hasta el lugar de los hechos. Los agentes colocaron una cinta de balizamiento a lo largo de toda la parte afectada y cerraron la arteria al tráfico y al paso de personas. Bomberos del parque de Xàtiva se acercaron hasta el lugar y revisaron la estructura desde un balcón cercano y con un vehículo elevador. Decidieron romper las otras partes del tejado que presentaban peligro, por lo que se acumularon más cascotes en la vía pública tras su actuación.

La brigada municipal está esta mañana retirando los restos y desde el consistorio apuntan que la titular del inmueble cuenta desde hace semanas con un requerimiento para actuar en la vivienda, ya que hace días se registró un incidente similar, aunque menos grave. Fuentes municipales han comentado a Levante-EMV que la dueña ha explicado que la casa "es de un banco" y en la actualidad se están haciendo averiguaciones para dirimir la responsabilidad ante lo ocurrido.