El Ayuntamiento de Xàtiva cerró al tráfico el pasado domingo la calle Hostals tras caer parte del tejado de un inmueble en mal estado. Los desprendimientos se registraron durante la mañana, sobre las 10.30 horas. Se trata de una vivienda aparentemente abandonada. Un vistazo desde fuera ya denota la falta de mantenimiento general de la residencia. 

El viento y las lluvias de los últimos días —que cayeron de forma constante en la capital de la Costera durante la semana pasada— agravaron el estado del tejado del citado inmueble, ubicado en la parte del casco antiguo de la capital de la Costera conocido como el barrio de les Barreres. La casa se encuentra en la calle Hostals o del Diputado Villanueva. 

Parte de la cubierta cayó a la calle. Tanto la Policía Local como los bomberos se acercaron hasta el lugar de los hechos tras recibir el pertinente aviso por parte de los vecinos de la zona. Los agentes colocaron una cinta de balizamiento a lo largo de toda la parte afectada y cerraron la arteria al tráfico y al paso de personas. 

33

Revisan el estado del tejado de una casa abandonada en el casco antiguo de Xàtiva Levante-EMV

Tejas afectadas

Un equipo del parque de bomberos de Xàtiva revisó la estructura desde un balcón cercano y con un vehículo elevador. Decidieron romper las otras tejas del tejado que presentaban peligro a modo de precaución, por lo que se acumularon más cascotes en la vía pública tras su actuación.

Una dotación de la brigada municipal se acercó ayer por la mañana para retirar los restos y desde el consistorio confirmaron que la titular del inmueble cuenta desde hace semanas con un requerimiento para actuar en la vivienda, ya que hace días se registró un incidente similar, aunque cayeron menos cascotes a la calle. 

En el informe que acompaña el requerimiento del ayuntamiento se detalla la presencia de grietas, así como problemas en el canalón que recoge el agua de las lluvias. Esta instalación se encuentra llena de restos vegetales. También se apunta la presencia de un aparato de aire acondicionado en la fachada de la vivienda.

Fuentes municipales comentaron a Levante-EMV que la dueña ha explicado que la casa «es de un banco» y en la actualidad se están haciendo averiguaciones para dirimir la responsabilidad ante lo ocurrido. Los vecinos también apuntan a la posibilidad de que se trate de un inmueble embargado y sin actividad desde hace tiempo. Hace muchos años, el inmueble acogió una herrería, para ser reconvertido después en un locutorio por otro propietario.

Uno de los arquitectos municipales se acercó hasta la zona para evaluar la situación del inmueble. El experto pudo estudiar el estado de la estructura afectada gracias a una grúa elevadora. Las fuentes municipales consultadas explicaron que confirmó que un alero de madera de la cubierta se encontraba en malas condiciones, ya que el deterioro se había agravado por la acción del viento y el agua de las últimas lluvias. «El resto del tejado esta bien y, aparentemente, la fachada también», explicaron las fuentes.

Tableros y espuma sintética

Desde el consistorio setabense también especificaron que los operarios de la brigada municipal cubrirán la parte del tejado afectada con tableros para utilizar después un material impermeabilizante y espuma sintética que fije los huecos, con el objetivo de aislar la cubierta para que no entre más agua dentro de la vivienda. Una vez finalizados los trabajos, se le pasará el pertinente cargo a la propiedad del inmueble. 

«Se ha tratado de una actuación de urgencia para que no hubiera más desperfectos en la vivienda. Los operarios vallaran la entrada para que no pase la gente por debajo», finalizaron desde el Ayuntamiento.