Los asaltos en chalés han seguido sucediéndose en Bixquert en los últimos días del puente festivo, contribuyendo a agravar el ambiente de temor que se respira entre los vecinos del diseminado de Xàtiva. Esta vez, los intrusos actuaron en el camí de Vallfarta, donde el miércoles se colaron en una vivienda habitada durante todo el año después de romper a mazazos la reja de la ventana del cuarto de baño. Las primeras hipótesis apuntan a que vigilaban la zona y aguardaron a que el inquilino se marchara de su domicilio para operar. "Me fui una hora y cuarto a comprar y cuando regresé la puerta estaba abierta y toda la casa revuelta", explica el propietario del inmueble, Genaro Marchirant.

El robo tuvo lugar este miércoles, en torno a las 19 horas, con un modo de proceder muy similar al de otros casos recientes. "En un primer momento pensé que podía haber entrado un familiar que tiene llave, pero cuando vi todos los armarios removidos y la ropa en el suelo me puse muy nervioso, porque la puerta no estaba forzada", relata el afectado, que vive solo y tiene 64 años. Después de dar un repaso por la vivienda, Marchirant se percató de que los cacos habían entrado por la pequeña ventana del baño tras arrancar los barrotes de protección.

La ventana por la que se colaron los ladrones, tras arrancar la verja de seguridad.

Buscaban dinero y oro. Lo primero no lo encontraron; lo segundo sí. "Lo que se han llevado tiene poco valor económico pero mucho valor para mí porque son recuerdos sentimentales", lamenta el dueño del chalé, del que han desaparecido unas cadenas de oro que evocan celebraciones señaladas, unas sortijas, una cruz con esmeraldas y diamantes pequeños o una medalla con el corazón de María de cuando tomó la comunión. "Me la estimaba mucho", incide. En cambio, dejaron intactas encima de una mesa varias tarjetas de crédito, así como los aparatos electrónicos de más valor como el ordenador portátil o la televisión.

Dormitorio del chalé revuelto, con la ropa por el suelo.

Tras lo sucedido, Genaro confiesa que vive aún con el susto en el cuerpo. "El jueves dormí acojonado y con la luz encendida sin la reja de la ventana. La gente de Bixquert está asustada, cuando conté lo que había pasado en el grupo de vecinos comenzaron a llamarme y tuve que tranquilizarles. Por suerte, normalmente los ladrones se aseguran de que no haya nadie antes de entrar en una casa", relata, antes de pedir que se tomen medidas en la zona como la instalación de cámaras de seguridad. "Vivo 22 años en Bixquert y es la primera vez que me entran a robar", indica.

El Ayuntamiento de Xàtiva está a la espera de que la Delegación del Gobierno concrete una fecha para celebrar una Junta de Seguridad y abordar el asunto. Xàtiva Unida ha insistido este jueves en que se convoque cuanto antes. Fuentes municipales, además, recalcan que, como ha venido informando este diario, el problema de los robos no es exclusivo de Bixquert, sino que está extendido también en los diseminados de otros municipios próximos.

Denuncia ante la Guardia Civil

El propietario afectado acudió ayer al cuartel de la Guardia Civil a interponer la denuncia por el allanamiento, los destrozos y la sustracción de objetos en su domicilio. El día de los hechos se desplazaron agentes del puesto de Enguera tras su llamada. La misma noche se produjo otro asalto en un chalé cercano en el que no reside nadie entre semana.

Fuentes policiales indican que se ha reforzado la vigilancia en el diseminado y que las investigaciones están cercando a los sospechosos después de haberse identificado a varias personas que podrían estar implicadas, aunque por lo pronto no hay constancia de que se hayan practicado detenciones.

Este viernes, el regidor de Seguridad, Ignacio Reig, ha pedido que se deje actuar a la Guardia Civil. "Estamos en contacto con el capitán que nos informa casi a diario de las novedades, está subiendo la policía local y haciendo su labor: los agentes han detectado un vehículo con unas personas determinadas y si vuelven a aparecer por aquí se les detendrá", ha indicado Reig en una entrevista en la cadena Ser.