El Ayuntamiento de Ontinyent ha iniciado esta semana la instalación de un total de 64 paneles solares en el edificio de la UNED, que servirá para suministra energía verde tanto este edificio como el de la Jefatura de Policía Local, consiguiendo una reducción estimada del 44’93% del consumo externo de estas instalaciones. 

La regidora de Sostenibilidad, Sayo Gandia, ha explicado que la nueva instalación fotovoltaica supone una inversión de 53.013’80 euros, que están subvencionada con 26.506’9 euros por el IVACE, dentro de las ayudas para el fomento de instalaciones de autoconsumo de energía eléctrica en los municipios de la Comunitat Valenciana. Será una de las dos primeras instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo colectivo de titularidad pública que van a crearse en la ciudad. La otra será la proyectada en la cubierta de la pista de futbito del CEIP Lluis Vives, que asociada a las oficinas principales del Ayuntamiento. Gandia ha incidido en el carácter pionero de una iniciativa “que favorece el medio ambiente, produce ahorro económico y da ejemplo a la ciudadanía”. 

Los 64 paneles (con una potencia de 35’2 KW totales), instalados al techo de la UNED, pueden dotar también de energía la jefatura policial a la estar separados por solo 414 metros de distancia. Además de cubrir el 44’93% de la actual demanda, al emplearse la modalidad de compensación de excedentes, el Ayuntamiento recibirá una compensación económica: así, se calcula un ahorro económico de 3.804 euros por autoconsumo directo y de 1.165 euros por compensación de excedentes, 4.969 euros que suponen un 63,25% del total, y que permitirán haber recuperado el importe total del coste de la instalación en menos de 10 años, (que serían todavía menos si se excluye la parte subvencionada por la IVACE).

Sayo Gandia ha destacado “la firme apuesta que está llevando a cabo el Ayuntamiento por la sostenibilidad, con acciones como el impulso al transporte público en bus gratuito, el sistema de préstamo de bicicletas eléctricas, la reducción de los consumos energéticos de los edificios municipales y el fomento de las energías renovables, con acciones como la dotación en los centros docentes de calderas de condensación de alta eficiencia; las mejoras térmica de los edificios que reformamos; reducción de la potencia en el alumbrado público; u otras instalaciones fotovoltaica como la de la CIM de San Rafel".

La regidora también ha animado a la ciudadanía a informarse a través de la Oficina de Economía Verde Municipal de las diferentes modalidad de autoconsumo existentes, y al caso concreto del autoconsumo colectivo a dirigirse en la Comunidad Energética Local (CIELO) de Ontinyent, entidad sin ánimo de lucro que actualmente forman ciudadanos y pequeñas empresas, y que tiene el apoyo del Ayuntamiento, COEVAL y ATEVAL.