La foto más buscada de Ontinyent gana atractivo visual

Unas letras gigantes en el mirador de Sant Rafel permiten visualizar el nombre de la ciudad colocándose en el ángulo adecuado

El alcalde de Ontinyent y diversos concejales, con las letras gigantes en el mirador.

El alcalde de Ontinyent y diversos concejales, con las letras gigantes en el mirador.

G. Ramos

Las mejores fotos siempre dependen de la perspectiva desde la que se captan. Bajo esta filosofía navega la iniciativa que ha impulsado la concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Ontinyent para crear un punto turístico con letras gigantes en el mirador de San Rafel, en la calle Juan Belda Pastor.

En este enclave se ha instalado una infraestructura metálica que permite visualizar el nombre de la ciudad colocándose en el ángulo adecuado, de forma frontal, ubicándose en la altura de un cartel dispuesto a tierra, donde se lee «A veces todo cambia solo cambiado la perspectiva». Situándose en este punto, se puede leer «Ontinyent» en las letras gigantes, con el campanario de Santa Maria y el barrio de La Vila de fondo.

La regidora de Turismo, Sayo Gandia, hace hincapié en que «la del mirador de San Rafel es una de las fotos más buscadas en nuestra ciudad», un «espacio icónico» cuyo atractivo turístico se quiere potenciar con las letras con el nombre de Ontinyent, permitiendo que los y las turistas puedan tener este recuerdo de su visita en Ontinyent». 

La lectura de las letras cambia según la perspectiva.

La lectura de las letras cambia según la perspectiva.

Un "punto de fijo" móvil para proyectarlo en otros barrios

Gandia avanza que el «punto de foto» que conforman las letras «no está fijo, sino que va a ser móvil», de forma que eventualmente se trasladará a otros espacios de la ciudad para «proyectar la imagen de nuestros barrios», remacha la regidora. El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, y el resto de concejales del equipo de gobierno visitaron ayer el mirador de Sant Rafel para comprobar sobre terreno la nueva infraestructura metálica y las distorsiones visuales que se generan. 

El espacio está siendo ya el protagonista de numerosas publicaciones en las redes sociales de vecinos que no se han resistido a fotografiarse con la letras de gran formato en su paseo por la zona.