Ontinyent muestra el diseño del futuro parque inundable de Cantereria a través de un código QR

La Confederación Hidrográfica del Júcar da luz verde a los trámites previos para el inicio de las obras, que arrancarán tras la retirada de los escombros del derribo de las viviendas

Imagen del diseño del futuro parque inundable en Cantereria.

Imagen del diseño del futuro parque inundable en Cantereria. / Levante-EMV

A.Navarro

Un código QR permitirá visualizar el diseño del futuro parque inundable que se construirá en la Cantereria de Ontinyent, junto al río Clariano, y que estará dedicado a Les Mamàs Belgues, las enfermeras que atendieron el Hospital Militar Internacional de Ontinyent durante la Guerra Civil española. El código se colocará en diversos lugares como el Pont de Paduana o el lavador de la Cantereria, y permitirá acceder a diversas imágenes del resultado final de la actuación que está ejecutándose para crear un parque público en el espacio que ocupaban diversas viviendas en grave riesgo de inundación en episodios de fuertes lluvias.

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, explicaba que “en breve vamos a ver iniciadas las obras del parque, después de que se retiren los escombros del derribo de las viviendas y finalicen los últimos trámites pendientes. Es una actuación cuya necesidad ha quedado nuevamente justificada con las intensas precipitaciones de esta semana. Actuación que está suponiendo una inversión global de 4 millones de euros con ayuda de la Conselleria d’Habitatge, y que está siendo puesta como ejemplo de acción local frente al cambio climático”, señalaba.

El concejal de Territorio, Óscar Borrell, explicaba que este martes la Confederación Hidrográfica del Jucar (CHJ) daba luz verde a uno de los últimos trámites previos al inicio de las obras del parque. “La finalización de las obras del talud permitirán realizar el levantamiento topográfico que hará posible perfilar los últimos detalles del proyecto definitivo de la obra, que incluirá la preservación de las cuevas aparecidas detrás de las antiguas naves ya derribadas”, señalaba el regidor.

Con la aprobación de este proyecto final en la primera quincena de junio, las obras pasarán a la fase de licitación, confiando en que puedan comenzar el próximo otoño, aparejadas a las que efectuará la CHJ, que invertirá 600.000 euros en mejorar y ampliar el área inundable, establecer una nueva pasarela para los viandantes, generar una zona de uso lúdico para la población y eliminar la presencia de especies exóticas invasoras, remarcan desde el ayuntamiento ontinyentí.

La concejala de Sostenibilidad, Sayo Gandia, destacaba que el proyecto de transformación urbanística del entorno del río Clariano “será un espacio que dará prioridad a la movilidad de viandantes y bicicletas, reactivando los usos sociales y la renaturalización mediante la ampliación de áreas verdes. Crearemos un espacio más sostenible de encuentro entre la ciudad y el río, entre vecinos y vecinas, destinado al ocio, al deporte y la naturaleza”, manifestaba.