El nuevo parque inundable de Cantereria comienza a tomar forma en Ontinyent

Se han demolido las 44 viviendas adquiridas en la zona de riesgo y ahora se iniciarán los trabajos de estabilización del talud

El alcalde Jorge Rodríguez y los concejales Óscar Borrell y Jordi Vallés han visitado hoy las obras de Cantereria.

El alcalde Jorge Rodríguez y los concejales Óscar Borrell y Jordi Vallés han visitado hoy las obras de Cantereria. / Levante-EMV

Luis Cebrià

Las obras de regeneración arquitectónica de la zona de la Cantereria de Ontinyent siguen superando etapas. La demolición de las viviendas en peligro de inundación en situaciones como la vivida con la DANA de 2019 ha finalizado, dejando a una gran superficie sin barreras donde va a crearse un parque inundable. En total, se han demolido 44 viviendas.

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, ha visitado hoy la zona acompañado por los regidores de Territorio y Servicios Municipales (Óscar Borrell y Jordi Vallés), y varios técnicos municipales y de firma responsable de las obras, destacando este avance “en un proyecto ambicioso y complejo de ejecutar, en el que venimos trabajando los últimos años”. 

Después de la adquisición de las viviendas y de iniciar los trabajos de estabilización del talud existente, tanto en el tramo donde estará el nuevo parque como en la zona donde continuará habiendo casas, se ha procedido a demoler las viviendas previamente adquiridas, una demolición que se ha hecho en dos fases. Jorge Rodríguez ha explicado que “finalizar las demoliciones era necesario para poder completar la creación del muro de escollera que estabiliza el talud, ahora el que falta es aprobar el proyecto del nuevo parque y empezar este tramo final de la actuación”. En total, la inversión global del proyecto es de 4 millones de euros, que cofinancian el Ayuntamiento y la Consellería de Vivienda.

El primer edil de la capital de la Vall d'Albaida ha estimado que se espera aprobar el proyecto antes del otoño para poder ponerlo en marcha en el último trimestre del año, y que en el primer semestre de 2024 la zona pueda estar ya adecuada. Hay que recordar también que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) construirá una pasarela que comunicará las dos orillas del río, obra para la que ha destinado una partida de 600.000 euros y de la ejecución de la cual se encargará la empresa pública Tragsa.