Se sale de la vía, choca contra una farola, vuelca el coche... y cuadriplica el límite legal en el test de alcoholemia

Un electricista de guardia corta el punto de luz y la Guardia Civil se hace cargo de las diligencias del caso acaecido en Ontinyent

Ocurrió el pasado vienres 27 de octubre en Ontinyent, sobre las ocho menos cuarto de la tarde. El conductor de un vehículo se salió de la vía, chocó contra una farola y acabó volcando su coche mientras circulaba por el Camí de la Moneda, a la altura de los pasos de Santa Anna. Hasta tres patrullas de la Policía Local se acercaron hasta el lugar de los hechos tras recibir un aviso por lo ocurrido. Los agentes comprobaron que el hombre que iba al volante pudo salir por su propio pie y desviaron el tráfico rodado.

A su vez, se cursó un aviso a la Guardia Civil por tratarse de su demarcación y porque el conductor daba signos de haber protagonizado el accidente bajo los efectos del alcohol. Los agentes de la Policía Local realizaron la prueba de alcohol en sangre y el varón cuadriplicó el límite permitido por ley de 0,25 mg/L. Así se cursó el pertinente aviso a la asistencia en carretera y se retiró el vehículo de la calzada. Desde el Ayuntamiento de Ontinyent también avisaron al electricista de guardia, que cortó la farola afectada para evitar problemas mayores. La brigada municipal limpió la zona y confeccionó un parte de daños por los bienes municipales afectados. La Guardia Civil de Tráfico se hizo cargo de las pertinentes diligencias.

Imagen de archivo del Camí de la Moneda, donde tuvo lugar el accidente.

Imagen de archivo del Camí de la Moneda, donde tuvo lugar el accidente. / Le

Dos accidentes

Por otra parte, el viernes sobre las dos y media del mediodía se registró un accidente en la CV-81, en el término municipal de Ontinyent. El incidente tuvo lugar en la rotonda de mesta, en dirección hacia Albaida. El incidente tuvo lugar cuando un vehículo se incorporaba a la circulación. Una de las conductoras implicadas requirió de asistencia sanitaria al notar dolor en el cuello, aunque se confeccionó un parte amistoso y la Guardia Civil se hizo cargo de las diligencias.

Por otra parte, sobre las ocho de la mañana de ayer se registró la caída de una moto en la calle del Conde de Torrefiel en Ontinyent, en el cruce con las calles Regall y Magdalena, cerca de los juzgados. El conductor estaba consciente y notó dolor en la rodilla, por lo que se pidió asistencia sanitaria. La ambulancia lo trasladó al hospital y el ciclomotor fue apartado y estacionado en el espacio reservado de los juzgados.