Ontinyent roza los 38 grados y registra la segunda temperatura más alta de España

Las predicciones se cumplen y el miércoles fue un día de intenso calor en las Comarcas Centrales

Una mujer se abanica en plena calle, en una imagen de archivo.

Una mujer se abanica en plena calle, en una imagen de archivo. / Perales Iborra

Los modelos de predicción avisaban. El miércoles 5 de junio iba a ser una jornada muy calurosa. Y lo previsto se cumplió. Así, en Ontinyent se rozaron ayer máximas de 38 grados centígrados, registrándose en la capital de la Vall d'Albaida la segunda temperatura más alta de toda España. Concretamente, se alcanzó un pico térmico de 37,8 º a las 16.10 de la tarde, en el observatorio oficial del colegio de la Concepció. Solamente fue superada por los 38,4 grados marcados en la localidad cordobesa de Montoro una hora después.

La situación fue compartida a lo largo y ancho de las Comarcas Centrales, así en la mayoría de localidades de la Costera, la Vall d'Albaida y la Canal se superaron los 35 grados durante una jornada tórrida. Los aires acondicionados funcionaron a tope durante el día de ayer.

Diez grados menos

Aunque muchos ciudadanos se temían que el intenso calor continuara haciendo mella durante la jornada de hoy, la verdad es que la tendencia ha ido a menos. Así lo certifican los datos en tiempo real que se pueden consultar en páginas webs especializadas como la Asociación Valenciana de Meteorología Josep Peinado (Avamet). Las máximas están rozando los 25 o 26 grados, lo que se traduce en una minoración térmica respecto a la jornada de ayer. De hecho, los modelos de predicción apuntan a la posible llegada de lluvias desde el fin de semana, que podrían agravarse desde inicios de la semana que viene.

Seguro que los agricultores agradecerán la llegada de lluvias tras encadenar meses de sequía. Un respiro para el campo.

Desde las administraciones públicas se aconseja apostar por una correcta hidratación en jornadas de intenso calor y por llevar la ropa adecuada, por ejemplo. También hay que evitar la exposición al sol durante las horas centrales, usar crema protectora y contar con una correcta climatización en las viviendas.