Los hosteleros facturan 130.000 euros en la Fira de Tapes de Ontinyent

Los puestos han obtenido una media de 10.000 euros de ingresos durante el multitudinario evento y hacen una valoración positiva pese a las lluvias del sábado, que empañaron la jornada de mayor afluencia

Afluencia a la Fira de Tapes i Tendes de Ontinyent, el pasado viernes.

Afluencia a la Fira de Tapes i Tendes de Ontinyent, el pasado viernes. / Perales Iborra

Sergio Gómez

Sergio Gómez

Los negocios de hostelería que han participado en la última edición de la Fira de Tapes, Tendes i Rock de Ontinyent han facturado alrededor de 130.000 euros durante el evento impulsado por el ayuntamiento, en el que por primera vez se ha sacado a subasta pública la gestión de las barras para incrementar la recaudación municipal y compensar el gasto que supone la celebración para las arcas locales.

Los profesionales han valorado de forma positiva el impacto económico de la cita a pesar de las lluvias del sábado por la tarde, que empañaron la jornada de mayor afluencia.

Según los datos recabados por la organización de la Fira, los 12 espacios de hostelería han obtenido una recaudación media que rondaría los 10.000 euros, aunque en algunos puestos se han registrado picos de hasta 15.000 euros.

"La Fira ha ido muy bien, la valoración es muy buena, quitando el sábado, que llovió y fue una pena. La afluencia ha sido estupenda y había momentos en los que no se podría ni entrar por la masificación", comentan desde el restaurante Aitana de Ontinyent, que participó en el evento a los fogones de uno de un puesto compartido con la sala Almàssera, cuyo personal se encargaba de suministrar las bebidas y de los camareros.

"El viernes y el domingo hubo más público local, pero el ayuntamiento ha hecho un buen trabajo para atraer a visitantes de poblaciones vecinas", indican en Aitana, un negocio que este año ha participado por primera vez en la Fira de Tendes ,Tapes i Rock. "La colaboración de todos los hostaleros ha contribuido a que no haya ninguna pega. La única nota negativa fue la lluvia", reiteran desde el restaurante.

7.780 euros de ingresos municipales

Este año, el Ayuntamiento de Ontinyent sacó por primera vez a subasta pública los 12 espacios de hostelería de la Fira ante la necesidad de mitigar el gasto supone el evento para el consistorio, puesto que en 2023 los importes abonados por los establecimientos de hostelería para participar en el evento (2.100 euros) apenas cubrieron un 8% de los gastos (25.253 euros).

En este 2024, la licitación pública de los puestos partió de un canon mínimo de 500 euros más IVA que los y las profesionales de la hostelería debían abonar si querían optar a las barras. Con el incremento de los precios públicos, el Ayuntamiento de Ontinyent ha logrado triplicar los ingresos municipales percibidos por los puestos, que han pasado de pagar 2.541 a 7.780 euros, IVA incluido. Un aumento de la recaudación que permite costear el 30% del presupuesto del evento y que resulta reducido en comparación con lo que han facturado los negocios hosteleros.

Como informó este diario ayer, la XI edición de la Fira de Tendes, Tapes i Rock también ha superado las expectativas de los comercios participantes, que este lunes valoraban de manera muy positiva la marcha del evento.

Suscríbete para seguir leyendo