La atleta Inma Boscá completa los 300 km del Desafío Gamán por los Pirineos

La deportista con discapacidad de la Pobla del Duc recorre la distancia entre Llancà y Andorra en silla de ruedas en un reto solidario que busca financiación para su rehabilitación y para la Asociación de Fibrosis Quística

Inma Boscá entrando a meta en una carrera, junto a Toni Ibáñez.

Inma Boscá entrando a meta en una carrera, junto a Toni Ibáñez. / Levante-EMV

La deportista con discapacidad de la Pobla del Duc Inma Boscá ha demostrado en varias ocasiones que no tiene límites. La atleta que compite en silla de ruedas y junto a su marido, Toni Ibáñez, y que se convirtió en la primera mujer en silla de ruedas en ganar un Ultra Trail -la Volcano Ultramaraton de Cartagena, en 2022-, lo ha vuelto a demostrar después de completar uno de los retos deportivos ultra más duros, el Desafío Gamán, una carrera de 300 kilómetros entre la población catalana de Llançà y Andorra la Vella, a través de los Pirineos. La pareja acaba de realizar su mayor desafío, según afirman a este diario, un recorrido de cinco etapas que Inma ha realizado con su silla de ruedas y su handbike manual. Lo iniciaron el pasado 3 de junio, cuando partieron de Llançà, localidad costera de l’Alt Empordà, en la Costa Brava, con destino a Andorra la Vella, una distancia en cinco etapas a través de los Pirineos.

Inma, al centro, tras la carrera Trail Walker.

Inma, al centro, tras la carrera Trail Walker. / Levante-EMV

El reto, además de deportivo, es solidario, ya que todo lo recaudado será destinado en un 50% a financiar la rehabilitación que precisa Inma, que sufre una enfermedad rara que le ha provocado una lesión medular, privándola de movilidad y va en silla de ruedas; y el otro 50% lo donarán a la Asociación de Fibrosis Quística de Cantabria, “para ayudarles a cubrir los gastos de sus socios en su rehabilitación pulmonar”, expresa la pareja de la Pobla del Duc. Las donaciones aún están abiertas, hasta el próximo 30 de junio, y se puede colaborar a partir de 1 euros en la página web Migranodearena.org, buscando el Desafío Gamán.

Inma Boscá y Toni Ibáñez.

Inma Boscá y Toni Ibáñez. / Levante-EMV

Inma y Toni explican que esta ha sido “una temporada muy emocionante”, pero que el Desafío Gamán ha sido especial. “Lo vivido en este desafío es otro nivel. Muy duro, pero que es solidario y merece la pena”, afirma la pareja. Inma y Toni están completando una gran temporada, en la que el pasado mes de octubre la atleta se alzó con la victoria en la Mega Race Sierra de Alcaraz, compitiendo en su silla de ruedas, una carrera de 50 millas (80,5 km) en la que se quedó a solo 7 minutos del récord de la prueba. Toni, por su parte, consiguió el segundo puesto en su categoría. El pasado mes de febrero disputaron la Ultra Trail de Tarragona, en la que lograron un quinto puesto, mientras que en la Trail Walker de 100 kilómetros consiguieron un cuarto puesto por equipos.

Inma y Toni, recogiendo uno de los premios con los que han sido reconocidos por su trayectoria.

Inma y Toni, recogiendo uno de los premios con los que han sido reconocidos por su trayectoria. / Levante-EMV

Unos éxitos deportivos que se traducen en reconocimientos, merecidos, para los atletas de la Pobla del Duc. Inma fue distinguida recientemente con el premio al mérito deportivo de la Federación de Montaña y Escalada de la Comunitat Valenciana, que le concedieron por su increíble trayectoria deportiva, siendo la única persona que compite en Ultra Trail en silla de ruedas contra personas sin discapacidad. La pareja, además, recibió el pasado 20 de mayo el premio Héroes de CaixaBank, de YosoyNoticia, en una gala que reunió en el Palacio de Congresos de València a unos 1.600 asistentes, entre ellos celebridades del mundo deportivo como el entrenador Vicente del Bosque o el técnico del Villarreal CF, Marcelino García Toral.

Inma Boscá se convirtió en octubre de 2022 en la primera mujer en silla de ruedas en ganar un ultra trail. Fue en la Volcano Ultramaratón de Cartagena (Murcia), disputada el 1 de octubre de aquel año. Inma, que competía junto a su marido, Toni Ibáñez, completó la maratón de 66 kilómetros entre Cabo de Palos y Cartagena en ocho horas de carrera ininterrumpida, cruzando la meta como primera en la categoría de veteranas. Unos meses antes, en marzo de 2022, Inma ya hizo historia al ser la primera atleta con discapacidad en completar un ultra trail, una carrera de ultrafondo de montaña. La deportista de la Pobla del Duc completó el Ultra Trail de Tarragona de 74 kilómetros.