Xàtiva renueva el Museu Faller para convertirlo en un "polo de atracción de visitantes"

El nuevo espacio expositivo relacionado con las fiestas consta de seis secciones y se adentra en los orígenes de las celebraciones de "la segunda ciudad que montó Fallas tras València"

Los ninots indultats de las Fallas 2024 en Xàtiva pueden verse en el nuevo Museu Faller.

Los ninots indultats de las Fallas 2024 en Xàtiva pueden verse en el nuevo Museu Faller. / Perales Iborra

Xàtiva cuenta a partir de hoy con un nuevo espacio expositivo que completa la oferta cultural de la ciudad. El renovado "Museu Faller" consta con un total de seis secciones diferentes, que permiten al visitante adentrarse en la historia de las fiestas setabenses. Así, el local ubicado en el número 28 del carrer Montcada -en el casco histórico- se convertirá "en un polo de atracción de visitantes", según han apuntado desde el Ayuntamiento.

El espectador se encuentra con un espacio en el que la tradición y la tecnología se dan la mano. Así, en la primera de las secciones se introduce el muno de las Fallas, mientras se ofrece la posibilidad de utilizar una gafas de realidad virtual para conocer el primer museo fallero en el metaverso, iniciativa que se presentó hace un año y medio. María Beltrán, concejal de Fallas, ha explicado que el proyecto "ha sido completado". Por otra parte, en esta parte de la sala también se encuentran diferentes fotografías que narran la evolución de la fiesta en la capital de la Costera. El historiador Pablo Camarasa, que ha trazado las líneas maestras del proyecto, ha destacado la vertiente histórica de la iniciativa: "En esta primera parte hemos intentado explicar un poco qué son las fallas, tanto para quién no las conoce como para quién quiere tener más información". En la segunda sección, el visitante aprende "cómo se hace una fallas", pudiendo ver en una pantalla grande un documento audiovisual protagonizado por el artista local Manolo Blanco. "Hemos intentado abordar todas las vertientes de la creación de un monumento, a la vez que vemos la evolución del trabajo de los artistas y los entresijos de los diseños actuales", ha expuesto Camarasa.

La otra parte de este segunda sección está centrada en el mundo del llibret, pudiendo conocerse las obras realizadas este año por las 18 comisiones de la ciudad. "Los llibrets son la memoria de las Fallas". También se pueden observar diferentes piezas del archivo municipal, como un documento titulado "la peixca de l'aladroch", que se puede observar protegido por una mampara de plástico. Los responsables del Museu han explicado que todos los elementos audiovisuales -y las piezas históricas recibidas- irán rotando en el tiempo: "Queremos que el visitante pueda repetir y encontrarse cosas nuevas".

El historiador Pablo Camarasa ha trazado las "líneas maestras" del renovado "Museu Faller de Xàtiva"

El historiador Pablo Camarasa ha trazado las "líneas maestras" del renovado "Museu Faller de Xàtiva" / Perales Iborra

El horario de visitas de las salas que se reinauguran hoy es de lunes a viernes de diez de la mañana a dos del mediodía.

La tercera sección está dedicada a la sátira, elemento indispensable de la cultura fallera. En una pared cuelgan diferentes rimas escogidas por José Ramón Cerdà, "el trellater". Además, también se puede utilizar una pantalla interactiva para encadenar rimas y palabras de forma virtual.

Indumentaria, "el iaio", el sonido de la fiesta

La cuarta sección es uno de los ejes centrales del museo. Junto a la figura del "iaio" -la más antigua que se conserva de las fallas setabenses-, también hay una muestra de indumentaria tradicional junto a diferentes elementos etnológicos cedidos por Pep Gimeno "Botifarra". Por otra parte, la quinta sección está destinada a la parte sonora de la fiesta. Dividida en dos ramas diferentes, el espectador se encuentra con una muestra de instrumentos musicales y una representación de la pirotecnia utilizada por los falleros. Además, se pueden utilizar unos cascos para escuchar diferentes sonidos característicos, como una mascletà o un pasodoble.

Por último, la sexta sección comprende diferentes ninots de los fondos de la Junta Local Fallera (JLF) y el Ayuntamiento de Xàtiva. Los ninots indultats del año pasado conviven con piezas de ejercicios anteriores, la más antigua de 1980.

El alcalde Roger Cerda ha destacado que "hemos querido brindar la oportunidad de dar a conocer la fiesta. El censo fallero ocupa el 10 % total de Xàtiva y fue la segunda ciudad que montó monumentos después de València. Creemos que este renovado Museu Faller se puede convertir en un poco de atracción turística".

En la reapertura del Museo Faller de Xàtiva (MUF) desde el Ayuntamiento han explicado que en el proyecto "se ha querido involucrar a los diferentes colectivos vinculados a las fallas, como los indumentaristas, los pirotécnicos, los versadores o los artistas falleros, entre otros".

«Hemos creado una marca como es el MUF con protagonismo de una de las fiestas más importantes de nuestra ciudad, como son las fallas. Una fiesta tan importante como esta debía ser un elemento de promoción turística de nuestra ciudad, y por eso esta remodelación del espacio», ha explicado el alcalde de Xàtiva Roger Cerdà, quien ha recordado que «prácticamente el diez por ciento de la ciudadanía de Xàtiva pertenece a alguna de las comisiones de la ciudad y somos la segunda ciudad después del Cap i Casal que comenzó a realizar fallas».

Por su parte, la concejala de Cultura Festiva Maria Beltrán, ha indicado que «este museo ha cambiado para poder tener una faceta turística. Vamos a poder descubrir lo que son las fallas con audiovisuales y una parte expositiva. Estamos muy satisfechos del resultado del MUF y esperamos que tenga muy buena acogida tanto por los turistas que pasan por nuestra ciudad como por los falleros y falleras, porque al final es su museo». Beltrán también ha agradecido su labor «a toda esa gente que ha cedido elementos para el museo y que ha estado a nuestro lado durante todo el proceso».

El responsable del proyecto museístico Pablo Camarasa, ha declarado que «este nuevo espacio se puede considerar también como un centro de interpretación, pues muestra una clara vertiente pedagógica para acercar, intelectual y emocionalmente, el mundo fallero tanto a pequeños como a aquellas personas que no lo conocen, buscando estimular su interés». Camarasa ha añadido que «se puede realizar una visita para informarse sobre las fallas setabenses siguiendo un recorrido explicativo con paneles y carteles, y a la vez otro recorrido interactuando con las diferentes secciones mediante los elementos interactivos y físicos que conforman el museo».

El visitante encontrará en la entrada un panel con los premios de las últimas fallas en la ciudad, un mapa donde se ubican todos los lugares donde se planta falla y también unas gafas virtuales con las cuales se puede acceder al metaverso para descubrir los ninots indultados de los últimos años. A partir de aquí, el MUF se divide en diferentes secciones que van conduciendo al visitante a través de los diferentes ámbitos del mundo de las fallas.

La primera de las secciones se llama «¿Cómo se hace una falla?» y en ella se hace una revisión superficial por la historia de las fallas locales, con imágenes antiguas de las comisiones -algunas ya desaparecidas- y con un texto explicativo que introduce a los visitantes en los orígenes de la fiesta en Xàtiva. Dentro de esta sección se muestra también el proceso de creación de una falla tomando como referencia la cara de un ninot -con moldes realizados por el artista setabense Xavier Herrero-, y un audiovisual muestra el trabajo de un artista ejecutando, precisamente, parte de la composición de un cadalso.

La segunda de las secciones se centra en los llibrets falleros, con una explicación del proceso de elaboración y la exhibición de ejemplares de llibrets antiguos conservados y cedidos por el Archivo municipal; así como también de los llibrets de las comisiones falleras de la ciudad durante el pasado ejercicio y los finalistas del premio Climent Mata de diseño y maquetación. Además, cuenta con una pantalla interactiva mediante la cual el público más pequeño podrá diseñar la cubierta de un llibret.

El tercer espacio del museo tiene a la sátira como protagonista, vinculando a las fallas con la poesía y el significado que esta otorga a las escenas que conforman cada falla. La importancia de la rima y del ingenio se puede visualizar a través de algunos ejemplos y también una pantalla interactiva a través de la cual se pueden conformar versadas. En esta sección se muestran además dos maquetas de monumentos falleros, una del artista Pepe Martínez Mollà y otra de Paco Roca, acompañadas por unas rimas de José Ramón Cerdà.

Una cuarta sección se centra en el sonido, subdividiéndose por un lado en el sonido generado por los instrumentos y por otro en el que se crea a través de la pólvora. Los visitantes podrán escuchar ambos tipos de melodías mediante unos auriculares, además de ver ejemplos de los componentes de una banda de música (cedidos por la Música Vella y por la Música Nova) y de la elaboración de la pólvora (cedidos por Juan López), junto a un audiovisual que se centra en esta última.

Otra sección se dedica al indumentarismo, con una exposición de trajes de fallera y fallero, junto con elementos de campo cedidos por Pep Gimeno Botifarra. Además, se pueden descubrir con unos maniquíes pequeños -cedidos por la Escola de Danses- los diferentes tipos de tela con los cuales se confeccionan los trajes, cedidos por los indumentaristas Mercedes Montagud, Ambient Faller y Vicent Blasco.

Por último, la sexta y última parte del MUF está dedicada al elemento central de la falla: el ninot. Por un lado se muestran los ninots indultados de los dos últimos años -junto con otros ejemplares más antiguos que han sido cedidos por particulares y por la Junta Local Fallera-, y por otro una proyección en la que se puede descubrir el trabajo del artista setabense Manolo Blanco para crear este elemento. Además, sobre un banco de trabajo se pueden encontrar modelos de corcho sin pintar y se pueden pintar diferentes hojas con bocetos de ninots.

Espacio en el CCX

La concejala de Cultura Festiva Maria Beltrán también ha indicado que se va a conformar una parte expositiva con los ninots indultados en el Centro Cultural de Xàtiva (CCX). «No podemos albergar todos los ninots aquí en el MUF, y por eso ese espacio nos ayudará a complementar esa parte expositiva».