Benissuera ya diseña el plan de recuperación del Palau de Bellvís del siglo XVI

La Conselleria de Medi Ambient, Infraestructures i Territori emite el informe ambiental y territorial favorable del plan especial de protección que definirá las intervenciones para recuperar el histórico edificio

El Palau de Bellvís de Benissuera, en una imagen de hace unas semanas.

El Palau de Bellvís de Benissuera, en una imagen de hace unas semanas. / Agustí Perales Iborra

Benissuera sigue dando pasos adelante para recuperar el Palau-Castell de Bellvís, un histórico edificio del siglo XVI declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y que precisa de una rehabilitación integral. El ayuntamiento ha trazado un plan especial para recuperar y proteger el emblemático edificio, el más importante del pequeño municipio de la Vall d’Albaida (no llega a 200 habitantes), un plan que acaba de recibir el informe ambiental y territorial estratégico favorable de la Conselleria de Medi Ambient, Aigua, Infraestructures i Territori de la Generalitat Valenciana. El gobierno municipal que preside Yolanda Úbeda arrancó hace unos días el compromiso de la Diputació de València para que la entidad provincial aporte fondos para actuar en el histórico edificio, ayudando a rehabilitar la primera planta para acondicionarla como oficinas municipales y museo. Ahora llega un nuevo impulso al Palau, con la aprobación del informe ambiental de un plan especial que marcará la hoza de ruta de las intervenciones previstas para recuperar el edificio que preside la Plaça Major de Benissuera.

La conselleria emite el informe favorable reseñando que el plan especial de protección del Palau dels Bellvís “no tiene efectos significativos negativos sobre el medio ambiente y el territorio”, pero exige que se cumplan unos condicionantes detallados sobre paisaje, territorio y patrimonio. Entre ellos, señala que si la regulación del plan comporta incrementos de volumetrías respecto a las permitidas en el planeamiento vigente o se modifica la configuración de los bienes existentes, “se requerirá la realización de un instrumento de paisaje”, un estudio de integración paisajística. Exige que se preserven las condiciones de percepción de los elementos que van a protegerse y, por tanto, reclama que la percepción del Palau, que es BIC, su visualización exterior y el disfrute paisajístico del mismo no se altere.

El plan especial de protección del Palau de Benissuera persigue delimitar el entorno de protección del edificio para recuperar el tejido residencial, remarca la resolución de la conselleria, que detalla que el entorno más inmediato del histórico edificio incluye, además del mismo palacio-castillo, la Plaça de l’Església, las calles Nou y Alt, y el jardín del castillo de Bellvís. En este entorno, además del BIC del Palau, existen cuatro bienes de relevancia local (BRL), como son la iglesia parroquial de Sant Josep, la vivienda del número 8 de la Plaça Major, la del número 7 de la calle Alt y los jardines de castillo de Bellvís.

El plan especial, según remarca la conselleria, es el marco de referencia en la ordenación y regulación de las intervenciones para los futuros proyectos de intervención en el Palau y en su entorno, lo que incluye urbanización y ejecución de obras sobre inmuebles privados. Entre las actuaciones se incluyen obras de conservación y mantenimiento de la arquitectura tradicional, obras de rehabilitación del Palau y obras de reurbanización y mejora de los espacios urbanos.

El plan también contempla potenciar la construcción de solares vacíos, protección de la trama y el ambiente urbano del núcleo histórico, fomentar la rehabilitación y conservación de edificios con tipologías tradicionales y “generar una plaza de mayor dimensiones ante el Palau dels Bellvís”, expone la resolución de la conselleria, que entre las medidas que detalla para revitalizar el centro histórico apunta la regulación en el tratamiento de medianeras, mobiliario urbano y señalética; protección y potenciación de los valores paisajísticos; regulación de las condiciones de las edificaciones de nueva planta; regulación del color, estableciendo una ordenanza cromática para la edificación protegida como para la existente o de nueva planta; así como potenciar la Ruta del Cid.

La alcaldesa de Benissuera, Yolanda Úbeda, expresaba a este diario que el informe favorable de la conselleria “es un paso más” para avanzar en la recuperación del Palau dels Bellvís, y señalaba que “tiene que pasar por el pleno para la aprobación definitiva”, algo que calificaba como “importante para el Palau y para el pueblo”. Úbeda ponía de manifiesto que el documento es un instrumento que “nos da más autonomía” en la toma de decisiones y actuaciones sobre el histórico edificio y remarcaba que “como se delimita el perímetro la normativa es diferente y, en algunos casos, no será preciso que todas las licencias pasen por Patrimonio. En intervenciones de excavaciones arqueológicas o similares, sí será necesaria la autorización de Patrimonio, pero en otras actuaciones más sencillas no, al estar ya delimitado en el plan”, señalaba la alcaldesa.

Fijaciones para consolidar las paredes y evitar derrumbes en el Palau.

Fijaciones para consolidar las paredes y evitar derrumbes en el Palau. / Agustí Perales Iborra

Yolanda Úbeda manifestaba que el Palau dels Bellvís “es el edificio más importante de Benissuera, por su entidad, por ser BIC y por el aspecto histórico”, y remarcaba que el edificio cuenta con un plan director que establece las futuras fases de actuación para su rehabilitación. “Se hicieron obras provisionales para asegurar el edificio, para evitar su derrumbe, pero ahora precisa de obras definitivas, en forjados, cubiertas, obras de gran envergadura y hay que acometer poco a poco”. La alcaldesa evidenciaba que se trata de unas actuaciones a las que no puede hacer frente el ayuntamiento por sí mismo, con los recursos económicos propios, y que “necesitamos las ayudas de otras administraciones, subvenciones y, sobre todo, ayudas directas y concretas para el Palau, más que subvenciones de convocatorias abiertas a todos”, que reducen las opciones. 

Suscríbete para seguir leyendo