Anna empieza a blindarse para evitar la masificación de la Fuente de Marzo

El consistorio obtiene el permiso definitivo de la CHJ para acondicionar un aparcamiento de pago en el enclave después de restringir el acceso desde la CV-590

El PSOE de Enguera critica que esta medida "perjudica a los vecinos" de este municipio y pide que se reconsidere, mientras el alcalde la defiende ante la necesidad de "reforzar la seguridad" del paraje

Bañistas en la Fuente de Marzo de Anna

Perales Iborra

Sergio Gómez

Sergio Gómez

El Ayuntamiento de Anna ha obtenido el permiso definitivo de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para acondicionar un aparcamiento regulado en la amplia explanada que fue adquirida por la administración local con un desembolso de 35.000 euros.

La actuación, que una vez se ponga en marcha irá acompañada del cobro de una tasa por coche estacionado, se enmarca dentro de las acciones promovidas por el consistorio para poner coto a la masificación del enclave y evitar el caos de coches que se generaba cada verano en el entorno de la zona de baño, uno de los 46 puntos catalogados como peligrosos por la CHJ en ríos, azudes y lagos de la Comunitat Valenciana.

Hace unos meses, el Ayuntamiento de Anna ya implantó una reordenación del tráfico de acceso a la Fuente de Marzo que prohibió la entrada al paraje desde la carretera CV-590, que ejercía como enlace directo desde la localidad de Enguera. Este tramo que conecta con dicha vía, por el que antes podían circular dos coches en ambos sentidos, se ha hecho unidireccional desde el cruce del camino hasta la carretera, la recta del río, con el punto de mira puesto de limitar los problemas de tránsito y desterrar los accidentes que solían producirse en esta zona.

Precisamente, esta medida despertó ayer las críticas del PSOE de Enguera. El portavoz socialista de este municipio, Jesús Úbeda, publicó un vídeo en las redes sociales en el que aseguró que la prohibición de entrar a la Fuente de Marzo desde la carretera "perjudica a los vecinos de Enguera". El regidor pidió al Ayuntamiento de Anna que "reconsidere su decisión".

Como trasfondo de estas palabras se encuentra la histórica controversia entre ambos municipios por la propiedad de la Fuente de Marzo, un pleito que ganó Anna pese a que en el municipio vecino reivindican como propias las aguas del río que sirve para el baño.

Reforzar la seguridad

El alcalde de Anna, Miguel Marín, defiende que la restricción al tráfico implantada no es un capricho, sino que responde a la necesidad de reforzar la seguridad en la zona. El primer edil recuerda que se adoptó siguiendo las indicaciones de la Policía Local y de común acuerdo con el Consorcio Provincial de Bomberos.

Marín cree que el portavoz de la oposición de Enguera "intenta sacar rédito político" apoyándose en el tradicional "pique" entre ambas poblaciones por la Fuente de Marzo. El alcalde recuerda que, en el pleno municipal, cuando fue interpelada por Úbeda sobre esta cuestión, la alcaldesa de Enguera, Matilde Marín, subrayó que la prohibición de acceso desde la carretera se enmarcaba dentro de la "autonomía municipal" del Ayuntamiento de Anna para impulsar en el enclave las actuaciones que considere oportunas para mejorarlo.

El primer edil recalca que la intención del consistorio es acondicionar todo el paraje con la creación de zonas de sombra y la instalación de equipamientos para hacerlo más agradable y cómodo para los bañistas (también a la hora de aparcar), a tiempo que se trata de responder a las quejas de los propietarios de terrenos de la zona por la eventual masificación.

Suscríbete para seguir leyendo