De históricos almacenes a una promoción de 24 viviendas en Xàtiva

Las antiguas dependencias de «Perelló junior» serán reconvertidas en pisos y plazas de aparcamiento

Fue durante años el «corazón comercial» de la ciudad

Fueron durante años el «corazón comercial» de la ciudad de Xàtiva. Los antiguos almacenes «Perelló junior» se convirtieron en un lugar de paso obligado para los residentes y visitantes de la capital de la Costera. Ropa, discos, juguetes, comestibles... en las diferentes dependencias de este edificio emplazado en pleno casco histórico se vendían todo tipo de productos. Era una época diferente, donde la presencia de centros comerciales en los polígonos industriales emplazados en las afueras de las poblaciones no era tan habitual como ahora. Donde las franquicias no poblaban las principales arterias de las ciudades. 

En la actualidad, todo es diferente. El comercio tradicional agoniza. Las tiendas de «toda la vida» bajan la persiana. Una prueba de ello es que el edifico en el que se encontraban las instalaciones de «Perelló junior» nunca ha reanudado su actividad al 100 %. Ahora, se convertirá en una promoción de viviendas. Desde hace días, varias lonas de grandes dimensiones cuelgan de sus fachadas anunciando el proyecto urbanístico y los estudios de arquitectura responsables. Publicitan viviendas de una, dos y tres habitaciones y plazas de aparcamiento. 

Desde el estudio Dezero, una de las firmas que se han hecho cargo de la iniciativa urbanística, atendieron a Levante-EMV y explicaron que «el proyecto ya está planificado. Estamos a la espera de las licencias. Se han proyectado 24 viviendas y 14 o 15 espacios de aparcamiento en el sótano». 

«Lo que tenemos claro es que serán viviendas con altas calidades, aunque es aventurado dar un calendario en el que fijar cuando finalizará la construcción», prosiguieron las mismas fuentes. El edificio que alberga las futuras viviendas fue en su momento una especie de pequeño «Corte Inglés», una especie de pequeño «local para todo» en Xàtiva. 

Las primeras catas, positivas

En los bajos del edificio hay abiertos varios negocios, como un herbolario y un estudio de tatuajes. Están gestionados por integrantes de la familia Perelló. Martí Perelló, uno de los hermanos que comparten la propiedad, también atendió a este diario y explicó que «hemos llegado a un acuerdo con la constructora, se han hecho las catas y parece que son positivas. El proyecto está en un punto en el que depende de la tramitación de licencias, creo», apuntó el propietario. Martín Perelló también rememoró la historia del negocio familiar:«Era una época diferente, no había centros comerciales. Solo existía Nuevo Centro en València, creo. Mi padre era un emprendedor y decidió aventurarse en el proyecto, apostó por abrir unos almacenes de este tipo en Xàtiva. El edificio era el mismo, eran tres pisos con todo tipo de productos a la venta. Vendíamos ropa, discos, juguetes y también había un supermercado y un bar. Fue hace muchos años, en la década de los años 70 y 80 del pasado siglo XX».

«Estuvo abierto durante bastante tiempo. No tengo dudas de que la gente de Xàtiva lo recordará. Cuando llegaba la Navidad, por ejemplo, había una planta que se adornaba toda y se ponía música festiva», expuso. 

Ahora mismo, las estancias de los pisos superiores no están siendo utilizadas. Es un edificio cercano al actual pulmón social de Xàtiva, la Plaça del Mercat, por lo que su ubicación y cercanía a los bares y restaurantes es otro punto a favor de la promoción. 

De momento, las grúas y los obreros no son visibles. Tan solo se ha anunciado la rehabilitación. El edificio cuenta con ascensor, instalado desde 1972. Desde hace años, nadie vive ni utiliza los pisos superiores. Esto cambiará a medio-largo plazo. Xàtiva suma un nuevo proyecto urbanístico.

Suscríbete para seguir leyendo