La directora del IVAM Consuelo Císcar se jacta de haber recorrido el mundo varias veces, haber hecho un millón de kilómetros y haber participado en más de 3.000 exposiciones. Así lo reconocía en su discurso de recepción del premio Descubrir el Arte, que le concedía la revista del mismo nombre y que pertenece a Unidad Editorial, grupo editor, entre otros, del diario El Mundo.

Se da la circunstancia de que el IVAM firmó un convenio con la revista Descubrir el Arte en 2006 en virtud del cual esta publicación madrileña distribuiría de forma gratuita la revista que edita el museo a cambio de cerca de 500.000 euros anuales.

Rafael Sierra, a quien Císcar agradecía el premio, es el director de la revista Descubrir el Arte y figura asimismo como miembro del equipo de coordinación de Cuadernos del IVAM (la publicación periódica del museo). También forman parte de este órgano otras seis personas en representación de Unidad Editorial Revistas.

Por otro lado, en el consejo rector del IVAM también figura el catedrático y crítico de El País Francisco Calvo Serraller, quien recientemente dedicaba un artículo elogioso a una exposición en Madrid de Rablaci, hijo de Consuelo Císcar y el conseller Rafael Blasco.

Kosme de Barañano, anterior director del IVAM, también está vinculado a Unidad Editorial, ya que es colaborador de Descubrir el Arte y fue avalado ante el entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, para el cargo en el museo valenciano por el director de El Mundo. Sierra está considerado asimismo persona cercana a Tomás Llorens, otro ex director del IVAM.

La vinculación del director de Descubrir el Arte al IVAM y a los proyectos de Consuelo Císcar viene de lejos. Sierra ha comisariado un importante número de exposiciones para el museo, por las que percibió sus correspondientes emolumentos. La relación se remonta a la finiquitada Bienal de Valencia, en la que, por ejemplo, cobró cerca de 50.000 euros por un proyecto expositivo. Aquella Bienal de 2003 costó en torno a los 12 millones de euros. El déficit que generó ha estado durante años siendo abonado por la Generalitat. Además, a Sierra se le atribuye haber sido el intermediario en la operación de compra por parte de la Generalitat de doce cuadros del pintor Antonio de Felipe para el IVAM por propia decisión del presidente, Francisco Camps.

La compra de aquellos cuadros sorprendió incluso a quien entonces era director del museo, Kosme de Barañano, que se desmarcó de la operación. Era destituido poco después por el entonces conseller de Cultura, Esteban González Pons, lo que propició el nombramiento de Consuelo Císcar como responsable del museo valenciano.