09 de octubre de 2011
09.10.2011

Un cambiazo histórico en la Catedral

Una capilla de la Seo exhibe una copia de la tabla central del «Centenar de la Ploma» que elimina la bandera cuatribarrada y destaca la enseña de San Jorge - El autor y la entidad que conserva el espacio dicen que el cambio no fue por causas políticas

09.10.2011 | 07:30
Un cambiazo histórico en la Catedral

El retablo del siglo XV del Centenar de la Ploma, una de las joyas del arte valenciano, preside una de las salas principales del Museo Victoria & Albert de Londres, donde esta obra de gran tamaño de Marçal de Sax reina como obra puntera del arte medieval mediterráneo al lado de los monumentales dibujos de Rafael para la Capilla Sixtina. El paseante que circule por el centro de Valencia y rodee su vieja Catedral se encontrará con una diminuta capilla que pretende honrar el lugar donde supuestamente Jaume I realizó la primera misa tras entrar en la ciudad en 1238. Si mira a través de las rejas y el vidrio que cierran este pequeño espacio (solo se suele abrir por el Nou d'Octubre) se encontrará con una tabla de aspecto gótico que es una imitación de la tabla central del famoso retablo que Londres se niega a prestar a Valencia. Lo curioso es que, aunque lo parezcan, no son iguales.

«Sant Jordi en la batalla del Puig de Santa María, año 1237», dice únicamente la cartela bajo la tabla. Toda la composición es idéntica a a la del núcleo central del retablo del siglo XV, solo que en esta obra realizada en los años 70 del siglo pasado lo que destaca es la figura en primer término del santo, ataviado él y su caballo con los emblemas de San Jorge (cruz roja sobre fondo blanco), acosándolo con su lanza a un musulmán. En cambio, en la obra de Marçal de Sax quien está en el centro es Jaume I, vistiendo las señas del rey de Aragón (la bandera cuatribarrada); detrás de él queda Sant Jordi, con su cruz roja al pecho y en la montadura. En la pieza moderna, el rey es el que aparece en segundo plano, pero (sorpresa) no lleva en este caso en su pecho las cuatro barras, sino de nuevo la cruz de Sant Jordi, así que la bandera original de Jaume I (y de Cataluña en la modernidad) ha desaparecido por completo en esta obra.

Esta tabla fue realizada en los pasados años 70, en plena batalla de los símbolos en Valencia, y fue encargada por una entidad (el Capítul dels Cavallers del Centenar de la Ploma) de acento valencianista y tradicionalista (su lugarteniente general actual es Pascual Martín Villalba, que en aquellos años era presidente del Grup d'Acció Valencianista, GAV). Estas apreciaciones pueden dar indicios de las razones para el «cambiazo», pero no obstante tanto el autor de la obra como los responsables de la institución no recuerdan motivos políticos para la alteración.
«Es un detalle en el que no me he fijado», afirma Martín Villalba a Levante-EMV sobre la diferencia entre las dos obras, al tiempo que reivindica la naturaleza de copia de la tabla de la capilla valenciana. En todo caso, si es diferente, «no es por quitar la bandera de Aragón, que nos cae muy bien, aunque el original es la bandera pontificia y luego se la han apropiado los catalanes», añade.

Josep Rodríguez Sambonet realizó la obra en Valencia por encargo del Capítul en los años setenta, antes de afincarse como docente en Cataluña. Fue una «imitación rápida», recuerda, porque la entidad tenía entonces pocos recursos. La eliminación de la bandera de las barras «creo que no tuvo que ver con la batalla de los símbolos y con problemas de banderas», afirma. El objetivo, añade, era poner a San Jorge en primer término al tratarse de un encargo del Centenar de la Ploma.

Esta era en la Edad Media una milicia urbana encargada de proteger la Senyera. Su sede estaba donde hoy se levanta el Teatro Principal y allí tenía una capilla dedicada a Sant Jordi para la que encargó, en pleno esplendor de la Valencia medieval, un gran retablo al pintor de origen alemán Marçal de Sax. La obra, que en su cuerpo central evoca la batalla en El Puig previa a la entrada de Jaume I en Valencia (en realidad, el rey no participó en aquel combate; llegó cuando sus tropas ya habían vencido), salió de la ciudad en el siglo XIX y fue comprada poco después por el Museo de Kensington (hoy Victoria & Albert). Quien quiera verla, deberá viajar, porque la «imitación» de la Catedral de Valencia contiene notables y jugosas diferencias que a la mayoría, incluida la Seo, parece que han pasado inadvertidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.