29 de enero de 2012
29.01.2012

Supertallas

29.01.2012 | 01:58

Mara Calabuig

El pañolón no es un chal, ni un mantón, ni una echarpe. Tiene un poco de todo, sintetizado en una prenda de gran tamaño: el suficiente para abrigar hombros y talle sobre el vestido de valenciana, y hacerlo además con singular empaque, porque para eso surgió de los talleres sederos de Camilo Miralles. La veterana firma ha celebrado su anual oferta a las falleras mayores de Valencia y sus cortes de honor de los pañolones fabricados en seda de calidad expresamente reservada a ellas, y diseños exclusivos.
Este año (y ya van dieciséis) se ha regalado a la fallera mayor Sandra Muñoz el modelo Asunta, un antiguo espolín color geranio con tramas en verde. Para la fallera mayor infantil, Rocío Pascual, se ha elegido un bello dorado. La corte de honor de Sandra, distribuida de dos en dos, dispondrá de seis modelos de damasco bautizados con sonoros nombres: Sorell, Arabesco, Selva, Amelie, París y Solland, en dibujos diferentes y un colorido que va del fucsia con malva, al celeste plata. La corte de honor infantil lucirá modelos Cerdeña, Aire y Alhambra, en brocatel y variados matices, desde el verde al coral. La realización artesanal de los pañolones es muy compleja; idear los diseños, combinar el colorido y las tramas no es tarea fácil, y en ella se han implicado a fondo Francisco Miralles y su madre, Concha Cuartero, la incansable matriarca de la dinastía.
Ellos y el resto de la familia recibieron a los invitados al acto de entrega, en el que intervino como mantenedor el popular Rappel, tan integrado ya en el ambiente y tradiciones falleras. Fueron testigos el presidente y vicepresidentes de la Junta Central Fallera, Francisco Lledó, Jorge Guarro y Pepe Boix; el alcalde de Burjassot con varios concejales; Enrique Esteve y Vicent Navarro, directivos de Lo Rat Penat; el aplaudido artista Miguel Brass; la presidenta del Grup de Dones Teresa Mollá y, representando a la Asociación Valenciana de la Lucha contra el Cáncer, Nadine Cussac, Carmen Villuendas y Rafael Oliver. Los elegantes pañolones han sido reforzados en esta edición por un nuevo obsequio: sendos cortes de traje de valenciana para las dos fallera mayores. El de Sandra ostenta el dibujo Villares en un vibrante rojo amapola. Y el de Rocío, modelo Ofrenda, tiene un delicado motivo floral verde mar. La generosidad de la familia Miralles es inmensa.
También es king size el número 3 de Oxxo, que se ha presentado en la Fundación Bancaja con brindis de Moët&Chandon ofrecido por Javier Monedero a ciento cincuenta invitados. Oxxo es una revista de peso (casi medio kilo) un poco, o un mucho, a mayor gloria de Valentín Herráiz, y también gracias al esfuerzo necesario para poner en marcha una publicación de este calibre en los tiempos que corren. Sobresale la parte gráfica, sustentada en poderosas imágenes de una treintena de excelentes fotógrafos e ilustradores. Moda, arte, gastronomía, circo, danza, joyería y actualidad se abordan a través de la pluma joven y bienintencionada de Laura Maeso, en buena vecindad con las de otros colaboradores, las divertidas rimas de Diego González o el enternecedor relato filoparisién de Juan Miguel Sánchez. La batuta orquesta de Valentín Herráiz conduce sin desmayo la moderna sinfonía de esta ambiciosa revista rebosante de lujo en sus doscientas cuarenta y tantas superpáginas. Ya ven; hoy nos hemos dedicado a supertallas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine