16 de septiembre de 2013
16.09.2013

Mortier, genio y figura

Joaquín Rábago

16.09.2013 | 05:30

Ha querido la suerte que la noticia de la destitución de Gérard Mortier como director artístico del Teatro Real y el nombramiento de Joan Matabosch para sustituirle de modo inmediato, coincidiese casi en el tiempo con la inauguración de la temporada con una de las óperas más populares de Rossini, El Barbero de Sevilla, en la deliciosa e imaginativa puesta en escena de Emilio Sagi.

El belga, cuya valentía y talento programador, capacidad de trabajo y experiencia están fuera de discusión, no ha sido nunca ajeno a la polémica como se ha puesto de manifiesto en los distintos lugares donde ha ejercido su oficio: desde el festival de Salzburgo, donde sucedió a Herbert von Karajan, hasta la Ópera Nacional de París o la de New York City, a la que ni siquiera llegó a incorporarse por desacuerdo sobre su financiación.

Recuerdo que un conocido director de orquesta francés me expresó privado, al enterarse de su nombramiento al frente del Real, su sorpresa por el hecho de que una ciudad con los problemas económicos de Madrid pudiese permitírselo.

Sea como fuere, se le contrató, y nadie puede negar que Mortier ha renovado el coliseo madrileño, lo ha abierto a un público más joven, y el Real ha alcanzado bajo su dirección una proyección internacional que antes no tenía.

Y ello gracias a estrenos tan mediáticos como "Così fan futte", de Mozart en la excelente puesta en la puesta en escena del austriaco Michael Haneke, una nueva ópera de Philip Glass basada en la vida de Walt Disney ("The Perfect American") o a sus colaboraciones con directores de escena como los norteamericanos Peter Sellars o Bob Wilson.

Recuerdo también ahora que Mortier se va cómo, antes de hacerse cargo del Real, me señaló entre sus desafíos dotar al Real de un gran coro titular y mejorar mediante oportunas sustituciones la calidad de su orquesta, algo que sin duda figura también en su haber.

Pero sin pelos en la lengua, el director belga, que está siendo sometido a tratamiento en Alemania por un cáncer, hizo unas declaraciones a la prensa que han escandalizado a muchos por el nada diplomático desdén que mostraba hacia los candidatos españoles a su sucesión en 2016 y su denuncia, seguramente más justificada, de las injerencias del ministerio de Cultura.

El director belga puede haber pecado de injusto en su afán provocador, y es una lástima, sobre todo por las consecuencias fulminantes que ello ha tenido en un momento tan delicado de su enfermedad.

Uno quisiera olvidarse de la polémica y acordarse de la calidad de los estrenos, con alguna que otra pequeña sombra, durante su etapa al frente del Real.

Y sólo queda confiar en que, como aseguran fuentes del teatro, al menos ninguno de los títulos proyectados para la temporada que acaba de comenzar se caiga del programa debido a la solidaridad de algunos de sus más estrechos colaboradores. Sería una lástima. Los amantes de la ópera no se lo merecen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.