Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuestra vergüenza

Amás de uno de nuestros gobernantes, tanto de los actuales como de los pasados, debería darle cierta vergüenza comprobar el estado y en lo que ha derivado el Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V y, sobre todo, el desinterés político que ha existido ya no sólo para su rehabilitación sino simplemente para su adecuada conservación.

El último incidente, esto es, la caída de cascotes de su ruinosa fachada principal lo dice todo. Es el síntoma de la total decadencia política que siempre ha mirado para otro lado sobre este patrimonio histórico artístico de todos los valencianos. Es la misma decadencia que ha simbolizado la caída del trencadís del Palau de les Arts pero sobre nuestra historia más reciente y que sintetiza una forma de gobernar convertida en burbuja de la especulación, el desfase y el desinterés.

Así nos va. Se cae el muro trasero del San Pío V y estamos meses esperando a que se vuelva a levantar. Se inundan sus salas y la única solución adoptada es colocar ventiladores para que se sequen antes la moqueta y las goteras. No se limpian las canalizaciones porque no hay dinero para mantenimiento y se inunda el vestíbulo principal, eso cuando no falla el aire acondicionado y se agrietan las tablas góticas. Son sólo algunos ejemplos de los últimos años del San Pío V.

El asunto del museo es nuestra propia vergüenza, la que debería acompañar a más de uno durante años ya no sólo sobre su conciencia sino sobre su currículum personal. ¿Cómo es posible que los muchos gestores que ha tenido la Generalitat, el Ayuntamiento y el Ministerio de Cultura y con responsabilidades en el asunto sigan en sus cargos públicos sin que la sociedad castigue su irresponsabilidad sobre nuestro patrimonio? Y eso va por todos lo que han doblado la cara ante la bochornosa historia de nuestra principal pinacoteca.

La fiscalía, en este caso, debería dar una lección. Al menos para que los ciudadanos podamos seguir creyendo en nuestras instituciones.

Compartir el artículo

stats