Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alex Kapranos

"No me gusta ser el tipo que dice qué está bien o mal"

«Cuando fundé la banda no tenía ni idea de si íbamos a durar dos semanas»

"No me gusta ser el tipo que  dice qué está bien o mal"

"No me gusta ser el tipo que dice qué está bien o mal"

¿Cómo es tocar en España?

Qué puedo decir: es maravilloso. Me encanta España. Desde el principio de nuestra carrera hemos tenido muy buena conexión con el público español.

¿Puede notar la diferencia desde el escenario entre los públicos, por ejemplo, alemán y español?

En todas partes del mundo. El público español nos transmite mucho calor. Creo que la personalidad española, en general, es así. O al menos esa es mi perspectiva. Sois un país acogedor y muy abierto. Cuando subes al escenario para tratar de comunicar emociones es magnífico encontrarte un público tan dispuesto.

El título del nuevo álbum del grupo, Right Thoughts, Right Words, Right Action (Correctos pensamientos, palabras adecuadas y correcta acción) apela a la buena educación. Hacer lo correcto está muy bien, ¿pero no es un poco aburrido?

Para nada. De hecho pienso todo lo contrario. A veces, haciendo lo correcto dejas de ser educado. Ser educado es frecuentemente la manera de hacer las cosas mal. Sólo tienes que pensar en las relaciones diplomáticas internacionales, que son lo más educadas del mundo.

¿Se imaginan dentro de otros diez años?

Cuando fundé la banda no tenía ni idea de si íbamos a durar dos semanas, dos años, veinte años... Entonces no tenía ni idea y a día de hoy sigo sin tenerla. Me parece excitante no saberlo. No me gusta ser predecible y ni hacer muchos planes para el futuro.

¿Pero se ve cantando a los setenta, como Mick Jagger?

Bueno, en cualquier caso no quiero compararme con Mick Jagger ni con nadie. Disfruto cantando.

¿Qué ha pasado con el espíritu revolucionario del rock and roll?

Creo que sigue existiendo de alguna manera y que el rock mantiene ese poder. Pero es complicado porque no es fácil tomar una postura y no parecer condescendiente. En España habéis tenido a la gente protestando en la calle. A finales de los sesenta sí que hubo una banda sonora de esas luchas. Recuerdo, volviendo a Mick Jagger, la canción Street Fighting Man, por ejemplo. Pero no me gusta ser el tipo que va diciendo qué está bien o qué está mal y qué debes sentir al respecto.

Su cuenta en Twitter le ayuda a mantener el contacto con sus admiradores. ¿No cree que la red social puede convertirse a veces en un arma peligrosa?

Disfruto con Twitter, donde trato de expresarme libremente y escribir lo que pienso en cada momento. Es una cuenta que no está en manos de la oficina de management ni de la compañía de discos, en las que todo el mundo sabe que lo que se escribe no es verdad. Me gusta compartir lo que pienso.

Compartir el artículo

stats