Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Esto no es capitalismo, hemos vuelto al feudalismo»

«El poder es un cáncer inevitable que todo lo mata», asegura el autor de obras como «Al alba»

Uno de los títulos de su último trabajo es «Feo mundo inmundo». ¿Tan mal ve el panorama?

No hay más que echar una mirada a lo que ocurre por ahí. Es un disparate. A parte de tremendo y terrible lo que ocurre, es feo. Cuando digo feo me refiero a estética y ética. Las cosas no van bonitas.

La letra de una de sus canciones de «El niño que miraba al mar», publicado en 2012, dice: «casta que idolatra al dios de la horterada». ¿No siente que le hayan copiado?

No sé si me han copiado pero sí que lo escribí bastante antes. Habrá que preguntarle a ellos si han escuchado la canción y han tomado el apelativo de ella.

¿Cree que los detractores de la casta nos pueden sacar de este feo mundo inmundo?

Eso esperemos, aunque cada vez soy más escéptico. Bueno es que surja un movimiento de este tipo como revulsivo, no sé si tocarán poder o no. El poder es un cáncer inevitable que todo lo mata.

La semana pasada, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, también decía que la Transición tuvo sus cosas buenas pero que ya son demasiado viejas. ¿Está de acuerdo?

Sirvió en una época para salir de un sistema dictatorial y cambiar a una forma de aparente democracia. Los poderosos siguen siendo los mismos. Los que mueven de verdad el sustantivo del sistema son los mismos, solo ha habido cambios formales. Estamos en una etapa en la que debe haber unos cambios profundos. Ni siquiera es capitalismo en lo que estamos, es más una vuelta al feudalismo. El señor feudal son los grandes lobbies y propietarios del dinero, quienes a través de los partidos, dominan el mundo. Otra vez estamos con las cruzadas contra el infiel, con la inquisición con estos servicios de inteligencia que saben hasta lo que pensamos,? Si esto no es volver a tiempos pretéritos no sé que será.

¿Necesitamos más que un lavado de cara?

Sí, estamos cansados ya de maquillajes.

Compartir el artículo

stats